LA CÁRCEL DE CARTAGENA PARA ELPUEBLO DE CARTAGENA

La prisión de Cartagena fue obra de don Vicente Agustí Elguero, arquitecto de la Dirección General de Prisiones.

De gran valor arquitectónico, es una de las más pequeñas de España, considerada como la más segura del país, funcionó desde 1936 tanto para presos comunes como políticos, y tras la guerra estuvo abarrotada de presos políticos, convirtiéndose en 2002 en centro de acogida de presos de tercer grado, hasta 2010, desde cuando se encuentra en estado de total abandono.

A pesar de la orden del Ministerio de Interior de julio de 2010, que la convertía en Centro de Inserción Social de Cartagena, dependiente de la cárcel de Santomera, que la cedió al CIS Guillermo Miranda, y aunque estaba previsto un uso alternativo (sucursal administrativa de ese CIS y escuela taller), el SEPI (Sociedad Estatal de Estructuras Penitenciarias) la puso en venta.

Al contrario que otros ayuntamientos de España, que adquirieron un total de las treinta cárceles sacadas a subasta, la corporación presidida por Pilar Barreiro se desentendió por completo de este patrimonio de los cartageneros y cartageneras, un lugar en que hubo presos políticos, ideológicos o de creencia religiosa durante la Guerra de España y la dictadura.

Debido a su valor histórico, las administraciones públi-cas, lejos de desentenderse de este edificio, debían haber aunado sus esfuerzos para su recuperación y rehabilitación. Pero no se ha considerado la necesidad de hacerlo, y se ha abandonado como si no sirviese para nada.

Como muestra de su posible utilización para usos culturales, tenemos el ejemplo de la celebración del Manifesta 8, que lo tuvo como sede.

Las cárceles son espacios de la Memoria. Por eso la Asociación Memoria Histórica de Cartagena ha venido planteando la necesidad de que la antigua prisión se rehabilitara y acondicionara para usos culturales y sociales, estableciendo dentro de ella un espacio dedicado a fomentar la Memoria Democrática , espacio integrado y compatible con el uso cultural y social de este edificio, que debe ser señalizado convenientemente para que, desde el exterior, se pueda conocer el papel que representó en la memoria colectiva de nuestra ciudad.

La cárcel es patrimonio del municipio. Así lo ha entendido el conjunto de organizaciones que integran la plataforma LA CÁRCEL NO SE VENDE, que está luchando para impedir que ésta pase definitivamente a manos privadas.



Esta plataforma, como parte de las acciones progra-madas, se manifestó el sábado ante el edificio de la antigua prisión de Cartagena, reivindicando que esta cárcel no se privatice, sino que,

como patrimonio del pueblo de Cartagena, su propiedad sea del municipio y que este lugar emblemático para la ciudad se rehabilite y sea utilizado para uso público.

 

En un acto simbólico, par

proteger el edificio ante las amenazas de ser expoliado, pasando a titularidad privada, se rodearon sus muros con precinto y colocaron múltiples carteles colgando de los barrotes de

la verja.

 

La Asociación Memoria Histórica de Cartagena forma parte de esta plataforma, coincidiendo sus reivindicaciones con las de ésta.

Recordemos que con motivo del primer encuentro de representantes de las asociaciones memorialistas de la Región de Murcia con la Presidenta de la Asamblea Regional, entre sus

reivindicaciones, figuraban las relativas a las prisiones de la región, demandando la intervención institucional, con carácter regional, en la rehabilitación de las prisiones de Lorca,

Cartagena y Murcia, edificios emblemáticos en nuestra historia reciente, para evitar que continuara el deterioro de éstos, que podía abocar a su desaparición y pedían que

fueran rehabilitados y dedicados a usos culturales y/o sociales, formando parte del patrimonio histórico de nuestra región, habilitando, en el interior de cada una de ellas, un espacio

permanente dedicado a Centro Documental de la Memoria Histórica.

 

Cuando la Asociación Memoria Histórica de Cartagena se entrevistó tanto con el alcalde como con la vicealcaldesa de Cartagena, recordando que los partidos políticos a que éstos pertenecen (MC y PSOE) habían recogido en su programa electoral la recuperación para Cartagena y rehabilitación de esta cárcel, expuso de nuevo su reivindicación.

 

Ahora, ante el inminente peligro de que esta muestra de nuestra historia se pierda para siempre, nuestra asociación, integrada en la plataforma, luchará con las demás organizaciones que la componen para impedir este expolio.

CARTA ABIERTA A JOSÉ LÓPEZ, ALCALDE DE CARTAGENA

Carta abierta a don José López, alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Cartagena:

Sr. Alcalde:

En respuesta a lo expresado por usted durante el pleno municipal del 24 de enero de 2017, respecto a las intenciones de la Plataforma “La cárcel no se vende”, en cuanto a la oposición a que pase a ser propiedad privada la antigua prisión de San Antón, la Asociación Memoria Histórica de Cartagena considera necesario hacerle las siguientes aclaraciones:

 Al crearse por iniciativa de los vecinos y vecinas del barrio de San Antón la plataforma “La cárcel no se vende”, la Asociación Memoria Histórica de Cartagena se sumó a ella por considerar que lo objetivos que la movían coincidía totalmente con los nuestros.

Esta Asociación, tan pronto tomaron posesión de sus cargos el Alcalde y Vicealcaldesa de Cartagena y la Presidenta de la Asamblea Regional, les solicitó entrevista para plantearles sus reivindicaciones, y tanto en el caso de doña Rosa Peñalver y doña Mª Belén Castejón, que recibieron rápidamente a nuestros/as representantes, como de don José López, que lo hizo algo más de un año después, les planteó, entre otras, su reivindicación respecto a la antigua prisión.

Partimos de la premisa de que la cárcel de Cartagena es un espacio de la Memoria, lo mismo que lo son las antiguas prisiones de Lorca y Sangonera, y planteamos la necesidad del fomento de la Memoria Democrática a través de la rehabilitación y acondicionamiento de la memoria dentro de ella, puesto que en la antigua cárcel de San Antón hubo presos por motivos políticos, ideológicos o de creencia religiosa desde el principio de la dictadura franquista. En nuestra petición de que el Ayuntamiento de Cartagena asumiera la propiedad y rehabilitación de este testimonio de nuestra historia reciente, propusimos que se rehabilitara con fines culturales y sociales, reservando en ella un espacio dedicado a la Memoria.

No dijimos referirnos a la creación de un Museo de la Memoria Histórica, sino de un “espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos”, un espacio que debería quedar integrado y ser compatible con el uso social y/o cultural de ese edificio que pudiera ser punto de encuentro entre investigadores, represaliados y sus familiares y/o de cualquier persona interesada en informarse sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en dicha cárcel durante la guerra civil y la dictadura, y que dispusiera de identificación visible sobre su identidad, bien en la fachada exterior, bien en la zona ajardinada. Esta solicitud se encuadra dentro del espíritu de la Ley 52/2007, conocida popularmente como “Ley de la Memoria Histórica”.

A la manifestación en el pleno de que a lo que se había ido era a conseguir que la cárcel fuera un museo para la Memoria Histórica y que “Ya está bien de Memoria Histórica. Dejen que otros pasemos páginas sobre “esa” memoria histórica” y que “muchos españoles de 18, 20 y 22 años están hasta las narices” de ella, tenemos que decir que, en esta ocasión, hay algo en lo que estamos totalmente de acuerdo con nuestro alcalde: Nosotros, nosotras, también queremos pasar página: Queremos pasar página después de haberla leído.

Porque las buenas lectoras, los buenos lectores, no pasan las páginas de un libro sin haberlas leído previamente. Es más, para quien no lo sepa, las buenas editoriales, incluyen una fe de erratas en las que se rectifican inexactitudes, errores u omisiones de las ediciones, inexactitudes, errores y omisiones que se rectifican en la edición posterior.

Y eso es lo que pretende la Asociación Memoria Histórica de Cartagena: que en la lectura de nuestra Historia se puedan rectificar, los errores, las falacias, las omisiones, las inexactitudes de que podamos adolecer… en otras palabras: que aquellas personas a quienes se les ha hurtado la verdad de nuestra historia puedan acceder a la verdad de ella, conozcan la verdad de los hechos que hasta ahora se les ha ocultado.

Eso es lo que pretende la Asociación Memoria Histórica de Cartagena, señor Alcalde, aunque usted no parezca haberse enterado.

Afortunadamente, no es la suya la postura de toda la Corporación Municipal. Otras sensibilidades se manifiestan entre los y las representantes de la ciudadanía y los trabajadores y trabajadoras del consistorio, y esto se hace patente en la colaboración mutua que en tantas actividades se ha demostrado entre nuestra asociación y el Ayuntamiento; exposiciones, recitales, conferencias, representaciones… organizadas por la Asociación Memoria Histórica de Cartagena han contado con la colaboración del Ayuntamiento.

A estas actividades han acudido muchas cartageneras y  cartageneros que no están hartos de la Verdad. Y no creemos que nadie, independientemente de que tenga 18, 20, 22 años… o que haya pasado ya de los 60, 70, 80… pueda estar harto de la verdad.

Y si, efectivamente, como usted afirma, señor Alcalde, hay alguien que pueda estar “hasta las narices de ella” tenemos que manifestar nuestra tristeza, nuestra compasión por aquellas personas tan exentas de humanidad como para no querer conocer la dignidad de la Verdad.

LA CÁRCEL NO SE VENDE

Ante la posible venta de la antigua Cárcel de San Antón, la Asociación Memoria Histórica de Cartagena no puede quedarse de brazos cruzados, no puede callar ante la intención de que pase a manos privadas la propiedad de este testimonio de nuestra historia que es patrimonio de todos los cartageneros y cartageneras- Es por este motivo que forma parte de la plataforma “La cárcel no se vende”, porque no puede permanecer impasible ante la posibilidad de este expolio al pueblo cartagenero.



Cuando hace casi dos años se dirigió nuestra asociación, tanto a los grupos de la Asamblea Regional como a la alcaldía y vicealcaldía de Cartagena para plantear sus reivindicaciones, dedicó un apartado de ellas al tema de la antigua prisión de San Antón, basándose en la premisa de que las cárceles son espacios de la Memoria y  planteando la necesidad del fomento de la Memoria Democrática a través de la rehabilitación y acondicionamiento de un espacio de la memoria dentro de ella.

En la antigua cárcel de San Antón hubo presos por motivos políticos, ideológicos o de creencia religiosa, tanto durante la Guerra Civil como durante la Dictadura.

Esta Prisión fue obra de don Vicente Agustí Elguero, arquitecto de la Dirección General de Prisiones. De gran valor arquitectónico, era una de las más pequeñas de España, considerada como la más segura del país, y funcionó desde 1936, tanto para presos comunes como políticos y tras la guerra estuvo abarrotada de presos políticos, convirtiéndose en 2002 en centro de acogida para presos de 3er. Grado, hasta 2010.

Desde entonces se encuentra en total abandono, y en venta por el SEPI (Sociedad Estatal de Estructuras Penitenciarias), a pesar de la orden del Ministerio del Interior, de julio de 2010 por la que se había de convertir en Centro de Inserción Social de Cartagena. Dependió de la cárcel de Santomera, que la cedió al CIS Guillermo Miranda, y aunque estaba previsto un uso alternativo, (sucursal administrativa de ese CIS y escuela taller) no se llegó a llevar a cabo el proyecto.

Aún después de tiempo de estar en desudo, se le dio ocasionalmente un uso alternativo, y así, el Manifesta 8 tuvo su edificio como sede.

En oposición a lo ocurrido con la prisión provincial, el Ayuntamiento de Cartagena se desentendió totalmente de ésta, por no ser edificio de propiedad municipal.

Año tras año, el edificio se ha ido deteriorando, sin que nadie haga nada por remediarlo, a pesar de su valor histórico.

Desde la Asociación Memoria Histórica de Cartagena pensamos, y así lo hicimos patente tanto ante la cámara legislativa regional como el alcalde y la vicealcaldesa de nuestra ciudad, que las administraciones públicas, lejos de desentenderse de este edificio, debían aunar sus esfuerzos para su recuperación y rehabilitación.

En el programa del PSOE en las últimas elecciones municipales, figuraba la rehabilitación de la Cárcel de San Antón, pero no hemos visto por parte de su grupo municipal la mínima intención de llegar al cumplimiento de esta promesa. Desde nuestra asociación propusimos como ejemplo, salvando las distancias, la rehabilitación de la Escuela de Mecánica de la Armada en Argentina, mediante la creación  de un ente público denominado « Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos », como caso más paradigmático al que referirnos.

 

Nuestra propuesta es que la antigua prisión de Cartagena se rehabilite con fines sociales o culturales, reservando en ella un espacio permanente dedicado a la Memoria; punto fijo de encuentro entre investigadores, represaliados y sus familiares, asociaciones de la sociedad civil y/o cualquier persona interesada en informarse sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en dicha  cárcel durante la Guerra Civil y la Dictadura.

Dicho « espacio de la memoria »  quedaría integrado y sería compatible con el uso social o cultural de este edificio. Si bien entendemos que, para que dicho espacio cumpla su función, ha de situarse en zonas accesibles y visibles para cualquier ciudadano (como por ejemplo: fachada exterior o zona ajardinada).

Basamos nuestra solicitud atendiendo al espíritu de la LEY 52/2007, también conocida como Ley de la Memoria Histórica.

No es admisible que, a día de hoy, conozcamos la lista (con nombres y apellidos) de murcianos deportados a campos de concentración nazis, mientras que desconocemos a los represaliados en nuestra propia tierra durante la Guerra Civil y la Dictadura. Ambos grupos se merecen un reconocimiento público para lo que la Ley les ampara y al que las administraciones públicas, recordemos, han de dar cumplimiento.

Nuestra petición cayó en saco roto. Nada se ha hecho por conservar y rehabilitar este emblemático edificio. La antigua cárcel situada en el barrio de San Antón está en peligro de desaparición- Este edificio de titularidad pública que tan beneficioso sería para el uso y disfrute de la ciudadanía cartagenera puede ser vendido a una empresa privada ante la impasibilidad de nuestro ayuntamiento.

Ante esto, distintos colectivos y asociaciones, entre ellas, la nuestra, se han agrupado y organizado en la llamada “PLATAFORMA LA CÁRCEL NO SE VENDE” para defender que este edificio de titularidad pública no pase a manos privadas, sino que revierta en beneficio de nuestro municipio y toda su ciudadanía.

ENTRE ROJAS, ENTRE REJAS

 « Si ellos vencen,quienes más perderemos, seremos las mujeres »
En esta frase, declamada por May Ríos en su monólogo « Entre rojas, entre rejas » se resume la amarga realidad de la represión sobre las mujeres durante el franquismo.


En una tarde extremadamente lluviosa en Cartagena, con viento fortísimo y muchas vías inundadas, no creíamos que fuéramos a contar con mucho público. Mal día para organizar actividades. Hubo varias que se suspendieron a causa de la lluvia, como, por ejemplo, la manifestación de las Marchas de la Dignidad. Pero, a pesar de las condiciones climáticas, un número no despreciable de personas acudió al salón de la Asociación de Vecinos de Bº de la Concepción para asistir a la representación.

Partiendo del libro de Juana Doña « Desde la noche y la niebla », el magnífico guión de Joaquín Robledo en la magistral interpretación de May Ríos nos emocionó, nos sobrecogió, nos hizo empatizar con la experiencia de Juana, una experiencia que es, a su vez, la de multitud de mujeres que sufrieron bajo el franquismo, y cuyo valor no ha sido valorado en la medida de lo que debía haberlo sido.

La obra pone rostro a la frialdad de las cifras, aporta carnalidad a la realidad del dolor, de la angustia, de la esperanza y la desesperanza, en un alarde interpretativo sin igual.


La voz desgarrada de May Ríos se impuso al sonido cada vez más fuerte de la lluvia torrencial que discurría fuera de la sala, haciendo que durante un tiempo olvidáramos los avatares climatológicos, absorbiendo nuestra atención y concentrándola enteramente en la acción del escenario. En la acción y la pasión, porque la pasión puesta en la escena no podía dejar a nadie indiferente.

No resulta exagerada la manifestación, al término de la representación, de uno de los espectadores, expresando que esa obra nos había acercado más a la realidad de la represión durante nuestra historia reciente de lo que podía haberlo hecho cualquier conferencia. Y puestas a hablar sobre la impresión de quienes asistieron, recogemos la nota enviada al día siguiente por una de las espectadoras: « Gracias a todas las personas de Memoria Histórica de Cartagena por habernos traído esta representación aquí. Ha sido una obra cargada de emoción, de datos que hacen honor a la verdadera historia, la de la guerra y la de las mujeres como máximas sufridoras de todas las guerras. Una historia desgarradora increíblemente interpretada, y con una sencilla pero eficaz puesta en escena. Gracias a quienes lo habéis hecho posible« .

El buen hacer de Joaquín Robledo y May Ríos nos muestran el duro aprendizaje que lleva a la libertad y trasladan la visión siempre subjetiva de una mujer en un momento concreto de nuestra historia a un montaje en el que las mujeres, no una sola mujer, acaparan el protagonismo.

En esta obra no aparece fortalecido el papel de la mujer como víctima, sino como sujeto que se rebela, que actúa, decide, propone y lucha.

En el texto, Juana Doña no es una mujer, Juana Doña es todas las mujeres que decidieron ser libres

y actuaron en consecuencia, fuese cual fuese el resultado.


 Las escenas se sitúan setenta años atrás pero son atemporales porque las luchas por la dignidad y la libertad continúan estando vigentes. 

May Ríos se dirigió a Joaquín Robledo para proponerle un proyecto que era, más que una obra de teatro, un grito contra el silencio, contra ese silencio impuesto sobre ciertas etapas de nuestra historia, esas etapas de la lucha por la Libertad y de la violencia por cercenarla, y que no aparece en nuestros textos escolares de Historia.

 

En los colegios no se cuenta hoy, a pesar de lo necesario del conocimiento de la Historia de lo imprescindible de ello para entender muchas de las cosas que ocurren en el presente, estos hechos que ocurrieron en nuestro país.

 

En este drama histórico se pone en valor la memoria de una mujer como referente de tantas, en un esfuerzo  por romper el muro en que se esconden aún muchos de los que se beneficiaron y lo siguen haciendo de esa tropelía.

 

El relato de las guerras lo escriben los vencedores, y es de justicia transmitir el relato de quienes siempre pierden.

De esto trata esta obra: de ejercer ese acto de justicia.


En el monólogo se entremezclaba la Poética,la Biografía y la Historia con un tono onírico y con el mensaje de que la tortura no es la de ella, sino la de todas las que han nacido con un sexo históricamente reprimido. Tal y como lo expresa May: « Ella misma lo dice en la obra; Siempre ha habido torturas que sólo se pueden inflingir en el cuerpo de una mujer » 
La tortura de Juana Doña funciona como un esquema narrativo para contar su vida, su lucha y la Historia; la historia de tantas mujeres, la la vida de tantas mujeres, la lucha de tantas mujeres…



May recreó anoche la tortura y la fuerza de todas las presas del franquismo en el personaje de Juana Doña. La tortura y encarcelamiento de mujeres de la República por parte del ejército franquista sirvió para poner de manifiesto el espíritu de lucha y la fuerza de voluntad de muchas de estas presas.

Las mujeres perdimos un terreno a lo largo de décadas de dictadura, que no se ha podido llegar a recuperar del todo.

Ojalá y seamos capaces de llegar a recuperarlo.


Gracias, mujeres de la República, por vuestro entusiasmo, vuestra lucha, vuestro tesón, gracias por vuestro ejemplo,

DESDE LA NOCHE Y LA NIEBLA

Juana Doña

“HAY QUE PASAR PÁGINA DESPUÉS DE HABER LEÍDO TODAS”

(MARCOS ANA)

Con esta cita del recientemente desaparecido poeta Marcos Ana, comienza Joaquín Robledo su reseña de la obra ENTRE ROJAS, ENTRE REJAS, adaptación de la obra « Desde la noche y la niebla », de Juana Doña, la que fue militante comunista, feminista, sindicalista y escritora, la presa del franquismo tantas veces salvajemente torturada y cuya vida fue salvada gracias a Eva Perón. Esta mujer que, una vez libre, marchó a Francia, donde entró en contacto con el PCE exterior, y permaneció desde entonces vinculada al movimiento feminista, esta militante, que falleció en 2003, a los 84 años de edad, que fundó el « Movimiento por la Liberación e Igualdad de la Mujer », escribió varios libros, entre los que se encuentra « Desde la noche y la niebla »,  una obra integrada por testimonios que demuestran que las mujeres no han sido un grano de arena en la lucha de resistencia: miles de mujeres participaron, abnegadas, en todos los frentes, desde la guerrilla hasta la lucha clandestina. El libro es una reivindicación de la lucha de las mujeres contra el franquismo.

Una mujer está siendo torturada. La cabeza de Juana, entre paliza y paliza, recuerda el camino que la condujo allí. El viaje arranca el mismo momento en que se proclama la República. Las ilusiones, los anhelos y los miedos se mezclaban en aquella niña que empezaba a ser mujer poco después de conocer a Genio, el hombre que habría de ser su marido. Juana nos trasladará al Madrid que resistía al fascismo, al golpe de Casado; con ella viviremos el sentimiento de traición que produjo el golpe de casado, la angustia de una huida a ninguna parte, el pánico a perder a su hijo, a su marido, a su gente, a un país que se iba a sumergir en cuatro décadas de penumbra.

La historia de Juana y Genio es una más de tantas que no pueden caer en el olvido. Sus recuerdos son la memoria de la España que una dictadura quiso sepultar. Sobre ese silencio se pretendió edificar una democracia, como si nada hubiera pasado. Pero pasó y no conviene olvidarlo.

Juana Doña, con unas compañeras de prisión

No vamos a guardar silencio porque tenemos memoria. El teatro es un arte de la memoria. Recordamos todas las guerras desde los griegos, todas las víctimas, cada una de ellas. Y todas ellas deben estar presentes hoy. Defendemos la necesidad ética y política de un teatro creador de memoria y de conciencia más allá de cualquier otro compromiso.

¿POR QUÉ?

A principios de año, la actriz May Ríos me propuso escribir un texto que permitiera llevar a un escenario teatral las vivencias y emociones que Juana Doña transmitía en su novela-relato Desde la noche y la niebla. Era un reto al que no me podía negar, poner voz a esa historia real de España que

La actriz May Ríos

sigue cubierta bajo un manto de silencio. Consideraba un privilegio poder colaborar en mostrar la memoria histórica sepultada en el silencio oficial. Más que eso, poner rostro a las frías cifras. El estímulo de imaginar a la propia May –con su enorme capacidad interpretativa– dando vida al texto anuló cualquier atisbo de miedo. Así que, por primera vez, me adentre en este terreno, el teatral, desconocido para mí. El reto no era pequeño: trasladar la visión siempre subjetiva de una mujer en un momento concreto de esa historia de España da pie para poner en marcha un montaje en el que las mujeres, por ella representadas, acaparen el protagonismo. En este caso, además, se pretende resaltar el aprendizaje, el duro aprendizaje, que lleva a la libertad y lo fácil que ha sido a lo largo de la historia torcer estos caminos. En este proyecto no aparece fortalecido el papel de la mujer como víctima sino como sujeto que actúa y se rebela, que decide, propone y lucha. Juana Doña es, en estas líneas, todas las mujeres que decidieron ser libres y actuaron en consecuencia, fuese cual fuese el resultado. Las escenas se sitúan setenta años atrás pero son atemporales porque las luchas por la dignidad y la libertad (por un mundo mejor) continúan estando vigentes. Pretendía, además, que el texto no se ciñera solo a los hechos sino que se adentrara en la vivencia personal de esos hechos en relación al terreno afectivo.

Escena de « Entre rojas, entre rejas »

¿PARA QUÉ?

Denunciar este silencio, poner en valor la memoria de una mujer como referente de tantas, servirá para sacar a la luz la historia que los libros nos robaron, la que no se cuenta en los colegios. Un silencio que sigue siendo el muro en el que se esconden aún muchos de los que se beneficiaron y lo siguen haciendo de aquella tropelía.

Acercar al público unos hechos que acontecieron aquí y que son, por tanto, parte de nuestra historia. Conocer estos hechos es, además, imprescindible para entender muchas de las cosas que hoy ocurren. Sabemos que el relato de las guerras lo escriben los vencedores, es de justicia, por tanto, transmitir el relato de quienes siempre pierden. Con esa idea se inició el proyecto y con esa voluntad se escribió.

JOAQUÍN ROBLEDO

La Asociación Memoria Histórica de Cartagena ha organizado para el sábado, día 17 de diciembre, la representación de « Entre rojas, entre rejas », el drama genialmente interpretado por May Ríos.

Os esperamos en el salón de actos de la Asociación de Vecinos de Barrio de la Concepción, a las 19,30 horas.

Entrada libre hasta completar aforo.

Las víctimas del franquismo piden a Merkel una disculpa por las bombas Alemanas en la guerra civil

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica envía una carta a la canciller para que aproveche su visita a España para saldar la deuda histórica por los crímenes de la legión Condor.
Schröder en 2004 pidió perdón en nombre de Alemania en Polonia y Merkel en 2012 homenajeó a las víctimas gitanas del nazismo.

Gernika destruida tras los bombardeos en los que colaboró la aviación nazi

eldiario.es / DIEGO BARCALA / 21-08-2014
Las bombas de Guernika que conmocionaron al mundo entero y simbolizaron gracias a la pintura de Picasso la injusticia de la guerra fueron lanzadas por la aviación alemana. El Gobierno alemán ha tenido décadas para hacer un gesto con las víctimas del régimen dictatorial que apoyó en 1936 pero nunca lo ha hecho. Las víctimas del franquismo, a través de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), ha enviado una carta a Berlín solicitando a la canciller Angela Merkel « una disculpa » en nombre de Alemania por los crímenes nazis en la Guerra Civil aprovechando la visita que hará a España el próximo fin de semana.
« Llevamos meses escuchando repetidamente hablar del pago de la deuda española a Alemania pero también existe una enorme deuda del país del que usted es Canciller hacia las víctimas de la dictadura franquista en España », dice la misiva enviada en alemán a Berlín. No es la primera vez que las víctimas reclaman a Alemania una disculpa por su apoyo al golpe de Estado de 1936. La embajada siempre se ha encargado de responder que Alemania no se inmiscuye en asuntos internos de los españoles. Sin embargo, la ARMH reprocha que el Gobierno alemán sí interviene en la economía española y sí tuvo una intervención clave en 1936 con el envío de miles de soldados y la famosa Legión Condor.
Diferentes gobernantes alemanes han llevado a cabo en los últimos años homenajes a las víctimas del nazismo alemán. El canciller Gerhard Schröder aprovechó una visita a Polonia en agosto de 2004 para rendir cuentas con el pasado y pedir perdón en nombre de Alemania a las víctimas polacas de Hitler. La propia Merkel, en 2012, homenajeó a las 500.000 personas de etnia gitana asesinadas por el nazismo con la visita a un monumento por esas víctimas.
La carta explica la visión de las víctimas de la historia de la participación alemana en el apoyo al golpe: « Se trató de una agresión contra un Estado soberano que en febrero de 1936 había elegido en unas elecciones democráticas, con sufragio universal masculino y femenino, a su Gobierno. Un intervención en la que participaron miles de militares y civiles alemanes y que fue tan significativa para el dictador Francisco Franco que concedió a Adolf Hitler, « por su amistad generosa », el título de Gran Caballero y el Collar de la « Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas » al Fuhrer Canciller de la Nación Alemana. Ocurrió el 4 de octubre de 1937″.

34 años del asesinato de Arturo Pajuelo 1º Mayo 1980 1º de Mayo – Arturo Pajuelo – Orcasitas

Que mi nombre no se borre de la historia

Arturo Pajuelo un luchador ejemplar

Hace 34 años un grupo de vecinos de la asociación de Orcasitas quedábamos para ir al 1º de Mayo. Fuimos a manifestarnos con nuestras reivindicaciones, en el día de lucha de la clase trabajadora. Esa mañana hicimos casi todo el recorrido gritando consignas de unidad y de lucha contra los planes del gobierno y la patronal; en un ambiente alegre y fraternal. Arturo había escrito un artículo a propósito del 1º de mayo, contando: la problemática de los barrios en lucha y animando acudir a la movilización, junto a las empresas y la juventud en lucha.

Arturo Pajuelo

Arturo y Mecha se despidieron de nosotros con abrazos a la altura de Atocha, porque Arturo tenía una celebración familiar inexcusable. Minutos más tarde en una calle cercana al recorrido se encontrarían con la mano asesina del fascismo. Arturo y Mecha quedarían heridos. Arturo lucho, como hizo en toda su vida desde adolescente y así hasta el último instante de su vida, mostró una vitalidad desbordante. Esa misma tarde, el barrio al conocer la noticia se levanto en pie, en Asamblea Permanente y no fue hasta la noche, que rotos de dolor y de rabia nos enteramos de la triste noticia de su pérdida.
No fue casual que fueran a por Arturo, porque querían acallar la voz de la persona más representativa de Orcasitas. Desde los tiempos del franquismo él trabajo por organizar y movilizar a los vecinos y vecinas y eso se sabía en todos los medios. Al principio, nuestra lucha solo fue en Orcasitas, pero luego llegaría a toda la periferia sur, y después, a los 35 barrios (todo Madrid) que lucharon por su Remodelación, arrancando victorias importantes al Ministerio de la Vivienda.
Los asesinos de Arturo quisieron vengarse de una dura lucha sostenida, y de unos representantes con una dignidad y una voluntad inquebrantables, ajenos a cualquier tipo de prebendas. Los asesinos lo hicieron porque intentaban poner de rodillas a un movimiento vecinal, que estaba luchando sin tregua, sin descanso ni titubeos por sus derechos.

Podemos recordar que Arturo era de familia numerosa, trabajador, joven, activo, simpático, alegre, creativo y cariñoso con los amigos y amigas, que le conocíamos y con todo el que se le acercaba. Lo era en el día a día, en el muro, de fiesta, en la fábrica, en la Asociación, en la asamblea en la iglesia o en las acciones de lucha, en todo momento se mostraba con toda su personalidad.
Arturo era un revolucionario ejemplar y en lucha permanentemente. No le era ajena ninguna injusticia. Era de esos, que el poeta Bertolt Becht diría que…son los imprescindibles.

Las palabras de Arturo era el espejo de las aspiraciones, ilusiones, voluntades e ideas de toda la vecindad de Orcasitas, y lo eran de forma natural, como si nos conociera a todos/as, uno a uno. Siempre era muy cercano y fiable a cualquier vecino o vecina, porque siempre sostenía con firmeza y con franqueza sus palabras y las apoyaba con la coherencia de sus hechos.
Él sabía mantenerse firmes ante los poderes establecidos, nunca bajo la guardia, ante ni las amenazas de los palos, ni ante los intentos de debilitar la lucha, por medio de la concesión de puestos o privilegios. El era un tío de esos, que uno se ha de fiar, porque destila honradez. De esos, que dan ejemplo con sus hechos y sus palabras alzándose ante las dificultades.

Hoy 34 años más tarde es una buena idea hacerle este homenaje, pero a Arturo no le tenemos que homenajear solo con la nostalgia, por su sacrificio y su entrega para con todos nosotros y nosotras en el pasado, sino para resaltar sus ideas y sus acciones, porque aun siguen teniendo total validez.

Hoy en día, “los mismos de siempre” pretenden que con nuestras vidas paguemos sus beneficios. Hoy tenemos una infinidad de problemas para conseguir una vivienda digna y muchos más para poder mantenerla.
¿Y qué diría Arturo ante esto? Bueno es saber, que él siempre pensó, que ante los problemas que nos acucian, la mejor salida es siempre la lucha colectiva. Y también nos diría, que no podemos luchar, sino trabajamos pacientemente, como él hizo, hablando con unas y con otras personas, vecinos/as, las horas que sean necesarias hasta conseguir organizarnos en los barrios, hasta crear un fuerte movimiento de vecinos/as, un amplio movimiento de la ciudadanía, un movimiento de base asambleario, de defensores de nuestros intereses.

Arturo siempre trabajo por la mayor unidad posible de las luchas, y se sintió orgulloso de sus ideas autogestionarias, socialista, asamblearias y sobre todo democráticas, desentendiéndose de puestos y poltronas. Siempre lucho para conseguir que el barrio fuese mejor, que la sociedad fuese mejor, en definitiva, que el mundo fuese mejor para vivir.

Hoy en día, como hace 34 años, el combate continúa, aunque tenga nuevas formas y diferentes obstáculos. Por eso para poder afrontar nuestros problemas cotidianos, nos ha de servir este homenaje a la personalidad y la lucha de Arturo Pajuelo, porque él era un buen ejemplo del luchador revolucionario.

Gracias, Arturo Pajuelo. Ni el barrio, ni nosotros, ni nosotras te vamos a olvidar.

Marcelino Fraile
Leyendo en la asamblea de Orcasitas el Comunicado de la Asociación de vecinos para la jornada de lucha por el asesinato de Arturo Pajuelo.

HOMENAJE A JOSÉ LUIS CANO, EN EL 35 ANIVERSARIO DE SU ASESINATO

 

NOIZ/ FECHA: 2012ko maiatzaren 11n, ostiralean/ Viernes, 11 de mayo de 2012

ORDUA/ HORA: 19:30etan / a las 19:30

NON/ LUGAR: Caldereria karrikan, esquina con Bajada de Javier

NORK ANTOLATURIK / ORGANIZA: AHAZTUAK 1936-1977 OLVIDAD@S

Ahaztuak ha convocado una concentración para este viernes a las siete de la tarde en la calle Calderería, en el lugar en que José Luis Cano cayó muerto un 13 de mayo de 1977, tras recibir un balazo en la cabeza en una de las tantas movilizaciones que se produjeron en Euskal Herria en el marco de la Semana pro Amnistía.

Cano tenía 28 años cuando fue alcanzado por un disparo en la cabeza hecho por uno de “los grises” que aquel dia realizaron las cargas contra los manifestantes que reclamaban amnistia. Según testigos presenciales y su propio hermano, antes de rematarle de un tiro los policías le golpearon con saña.

Testimonio de testigos en El País (1977)


«Hacia las ocho y cuarto de la noche, se produjo un enfrentamiento entre unos cincuenta manifestantes y varios policías armados que, con rifles lanzapelotas avanzaban por la calle Calderería. Unos cinco metros antes del bar Manuel (ahora Imanol), algunos poIicías se resguardaron entre los coches aparcados y otros tres se metieron en varios portales. La gente que estaba allí reunida les tiró algunos cascotes de obra. En aquel momento al menos dos policías sacaron sus pistolas y dispararon contra los manifestantes. José Luis Cano les tiró una piedra y se metió en el bar. Uno de los Policías que estaba en un portal cuando el fallecido intentó salir del bar, le agarró del cuello y comenzó a golpearle con la porra en la cabeza. En ese momento se acercó un cabo, que había estado disparando desde detrás de un motocarro, con la pistola en la mano y le golpeó de arriba a abajo, sonando un disparo. El chico se cayó redondo con la cabeza dentro del bar y el resto del cuerpo fuera. Entonces el cabo que tenía un bigote negro -versión que también da el Diario de Navarra- golpeó el cadáver y le insultó. El alcalde del concejo de Ansoain, que estaba dentro del bar y había visto los hechos, salió y les preguntó a los policías si pretendían « matarnos a todos ». El cabo se dirigió a él y le dio dos bofetadas. Inmediatamente después, desaparecieron».

Un segundo muerto

Aquel 13 de mayo hubo en Iruñea un segundo muerto por la actuación policial, Luis Santamaría Miquelena, de 72 años, que falleció cuando presenciaba desde el balcón de su casa la paliza que la policía daba a un joven en la calle San Nicolás. El anciano murió a consecuencia del infarto que sufrió al sentir un impacto de bala en la pared del balcón.

En aquella jornada trágica, otro joven resultó herido muy grave de un pelotazo en la cabeza, Jesús Burguete Aztozqui, de quince años, que recibió el pelotazo también cuando estaba asomado al balcón, en la calle Estafeta. En el parte médico facilitado por el Hospital Provincial de Navarra, se señalaba que « mejora dentro de la extrema gravedad, a pesar de que sufre estallido craneal con conmoción cerebral ».

AHAZTUAK 1936-1977

El exilio republicano español (5 parte)

 

 

7.5 La madre y sus hijas encabezan esta columna de civiles que huyen de la victoria franquista en Cataluña, ¿dónde estarán los varones de la familia? Seguramente movilizados y en parecida o similar tesitura.
7.6 Extraordinario documento gráfico a las puertas de la frontera: la familia Gracia, el padre cargado de mantas y con la bandera republicana (1), y de la mano de su hija que perdió una pierna en un bombardeo franquista, y detrás, el niño Amadeo Gracia, mutilado también en el mismo bombardeo, de la mano de un paisano también cojo. La madre de Amadeo había muerto en el mismo bombardeo que mutiló a sus hijos, reventada por las bombas rebeldes. El padre, física y moralmente destrozado, murió poco después en Francia. Quizá, en algún lugar de España habría que levantar una lápida que dijera: « A la memoria de la Familia de Amadeo Gracia, victima inocente de la guerra. A su coraje. »
7.7 Sobre la nevada cuneta, las maletas, los enseres de los refugiados forman pabellón para indicar hasta donde llegaron las fuerzas de los huidos. Un lugar perdido del Pirineo, cerca de Francia, dónde ya no había República, ni fuerzas que la defendieran ni auxilio para nadie. En el final del recorrido, el final de una gesta, donde nada hacía falta ya pues todo estaba perdido, y dónde tampoco había fuerzas para llevar nada que no fuera el orgullo español y la dignidad republicana.
7.8 Soldados republicanos ayudados de cuerdas atraviesan este difícil paso del Pirineo mientras el valle neblinoso se ofrece a sus pies, salvador pero inquietante.
7.9 Otra imagen extraordinaria sin trampa ni cartón, mujeres cuyas figuras se recortan contra la nieve se cruzan en el sinuoso camino hacia la salvación. Arrastran sus bártulos como trineos, encorvadas por el esfuerzo, queriendo salvar lo poco que les queda. Mujeres republicanas, solas, heroicas, decididas. Quizá a la vuelta del collado, arrumbaran sus pertenencias a un lado para poder seguir el doloroso camino. Solas, sin hombres, republicanas…
7.10 Una interminable cola de vehículos detenidos espera para cruzar la frontera, todavía cerrada. A la vera de la carretera algunos han encendido fogatas para preservarse del frío. En el camión en primer plano, los refugiados se abrigan con mantas y miran al fotógrafo.

Méntrida (Toledo), gobernada por el PP, organiza un “Homenaje a la bandera y a los caídos por Dios y por España”

ELPLURAL.COM/EFE | 02/septiembre/2011

El Ayuntamiento toledano de Méntrida ha organizado un « Homenaje a la bandera y a los caídos por Dios y por España », en el que participará el Ejército, que ha provocado el rechazo del Foro por la Memoria e IU, que han pedido a la ministra de Defensa y a la Subdelegación del Gobierno que lo eviten.
El programa de las fiestas patronales de Méntrida incluye un “Homenaje a la bandera y a los caídos por Dios y por España” el miércoles día 7, en el que participará una sección del Regimiento de Transmisiones y otra de Música bajo la presidencia del general de Brigada Juan Valentín Gamazo de Cárdenas.
Cambio a los periodistas
El propio Ayuntamiento, gobernado por el PP, ha remitido hoy información a los periodistas sobre este acto, que se enmarca en las fiestas patronales del municipio, aunque ha variado ligeramente la denominación de la actividad y la ha denominado “Homenaje a la bandera y a los caídos por España”.
“Asombroso”
Por su parte, el presidente del Foro por la Memoria de Toledo, Emilio Sales, ha remitido a la ministra de Defensa, Carme Chacón, un escrito para que evite la participación del Ejército en este acto. Sales considera “asombroso” que el Ejército “se preste a asistir a actos de homenajes a golpistas” y considera que este hecho “no tiene parangón en ninguna democracia de nuestro entorno político”.
“Caídos por Dios y por España”
Asimismo, la concejala de IU en Méntrida, Concepción Lozano, ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno en Toledo que suspenda este homenaje “por suponer un acto ilícito de apología y enaltecimiento de régimen franquista y el levantamiento militar de 1936″. Argumenta que la expresión “caídos por Dios y por España” refleja “uno de los elementos simbólicos de la memoria del régimen franquista” teniendo en cuenta que después de la Guerra Civil se colocaron placas con este lema en numerosos municipios de España “en homenaje o memoria de los que apoyaron el levantamiento y al régimen dictatorial que gobernó España”.
Reuniones ilícitas
También cita que el artículo 5 de la Ley Orgánica reguladora del Derecho de Reunión (1983) mandata a la autoridad gubernativa a suspender las reuniones o manifestaciones que se consideren ilícitas de conformidad con las Leyes penales.

Page 16 sur 17« Première page101314151617