domingo, 8 de julio de 2012

Una mujer recobra a su hija robada

Historia conmovedora. Una vecina de Alcalá la Real, Inés Arjona, ha conseguido contactar, después de décadas, con la hija que le arrebataron de sus brazos nada más nacer.


Inés Arjona y su hija
Sábado, 07 de Julio de 2012 Alcala la Real (Jaén) diario de Jaén


Ambas ya se han puesto en comunicación a través del teléfono y de las redes sociales. Aunque no se conocen en persona, el reencuentro entre ambas es inminente. Inés Arjona, quien hace unos años perdió a un hijo en un accidente de tráfico, recobra a una descendiente con la que ya no contaba. El relato de la mujer, ahora exultante de alegría, está marcado por las tristes circunstancias en las que se desenvolvió el supuesto robo de su bebé.
Natural de la aldea de La Carrasca, de Almedinilla (Córdoba) y actualmente con cincuenta y siete años, explica que era prácticamente una adolescente y estaba embarazada. Entonces vivía con su pareja en la pedanía alcalaína de Fuente Álamo. Indica que, aunque le habría tocado dar a luz en Alcalá, su compañero sentimental la llevó hasta Priego de Córdoba. El motivo, recalca, es que el padre de la criatura no quería tenerla en esos momentos. Arjona manifiesta que cuando se produjo el parto, ella escuchó llorar con nitidez a la recién nacida. Sin embargo, precisa, el personal se llevó al bebé con el pretexto de lavarla y “apañarla”. La madre indica que en la maternidad prieguense había médicos y una monja y que, mientras seguía ingresada, le dijeron que la niña había muerto. Inés Arjona resalta que ella siempre tuvo la convicción de que se la habían arrebatado y estaba viva, ya que el llanto inicial era “claro”.
Después, la pareja volvió a  Fuente Álamo. Tuvo más hijos y se trasladó hasta el casco urbano alcalaíno. Pese al paso del tiempo, la mujer nunca perdió la esperanza. Hace solo unos días, todo dio un vuelco. La nueva hija, a través de una vecina de la aldea prieguense de Las Higueras que había vivido en la de El Poleo, logró ponerse en contacto con Arjona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada