miércoles, 15 de junio de 2011

Niños robados: la trama vasca y el padre de Mayor Oreja

15 Hospitales y 35 médicos de Guipúzcoa, entre ellos el padre de Jaime Mayor Oreja, están involucrados en 200 casos

El ginecólogo José María Mayor Lizarbe


Danilo Albin /Fotos: A. de la Sierra Interviú, 10/06/2011 
15 Hospitales y 35 médicos de Guipúzcoa, entre ellos el padre del dirigente del PP Jaime Mayor Oreja, están involucrados en 200 casos de presuntas apropiaciones de niños entre 1949 y 1993

Criaturas que nacían en un hospital y ‘morían’ oficialmente en otro, archivos borrados… Durante más de 40 años, medio centenar de médicos, comadronas y monjas de 15 hospitales de Guipúzcoa dieron vida a una oscura trama que estaría detrás de las desapariciones de 200 bebés. La Fiscalía de esa provincia ya acumula decenas de denuncias.
En una casa de Azkoitia (Guipúzcoa) sus habitantes parecen haber vivido un terremoto. Frente al televisor, Rafaela –de 73 años– contempla con espanto las informaciones sobre los robos de criaturas que hubo en España durante el franquismo y la temprana democracia. Cada testimonio le trae a su memoria aquel día que prometía ser feliz y acabó en pesadilla. “Mi madre está hundida”, resume Inmaculada Pernicas, una de sus seis hijas.
El pasado 31 de mayo, su dolor se plasmaba en una denuncia ante la Fiscalía de Guipúzcoa, admitida la semana pasada. Tras cuarenta años de angustias y silencios, sus familiares están dispuestos a llegar “hasta donde haga falta” para saber si el niño que nació el 23 de junio de 1971 en el Hospital Nuestra Señora de Aranzazu de San Sebastián está muerto o si, tal como su madre sospechó durante todo este tiempo, fue una víctima más de la red de apropiación de niños que funcionó en esta provincia. Este sería solo uno más. Según las listas de afectados a las que ha accedido interviú, ya existen 168 casos documentados. De ellos, unos 80 ya se están tramitando en juzgados de distintas localidades. Asimismo, los padres y hermanos de otras 50 posibles víctimas están buscando documentos que acrediten sus sospechas. No es fácil. “Del Registro Civil de San Sebastián desaparecieron todos los legajos de abortos anteriores a 1975. Estos documentos –utilizados para anotar los fallecimientos de criaturas que no vivían más de 24 horas– son de vital importancia, ya que es lo único que puede demostrar que estos niños nacieron”, señalan desde la plataforma de afectados en Euskadi.
http://www.interviu.es/reportajes/articulos/ninos-robados-la-trama-vasca-y-el-padre-de-mayor-oreja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada