domingo, 12 de junio de 2011

El temor a la llegada del PP acelera las exhumaciones

Dos alcaldes socialistas se despiden homenajeando a los represaliados
El Ayuntamiento de Alhendín dio sepultura digna hace una semana a ocho personas represaliadas. arsenio zurita
El Ayuntamiento de Alhendín dio sepultura digna hace una semana a ocho personas represaliadas

AMINA NASSER GRANADA 11/06/2011

“El pueblo de Alhendín, en homenaje a los que nunca fueron olvidados”. Con esta frase, grabada en un monolito, el municipio granadino de Alhendín dio una sepultura digna a los restos de ocho hombres que fueron asesinados durante la Guerra Civil y enterrados en una fosa común, en el cementerio de la localidad. Los restos fueron exhumados por la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica el pasado año y permanecían guardados en un depósito del camposanto mientras el Ayuntamiento construía una bóveda para darles sepultura.
La semana pasada, 75 años después del fusilamiento colectivo, y a pocos días de que el PP asuma el Gobierno, los restos de las víctimas fueron enterrados en un espacio digno del cementerio, donde descansan juntos, tal y como murieron, cada uno con un número, del 1 al 8. Aún se ignoran sus nombres. No se sabrán hasta que estén los resultados de las pruebas de ADN realizadas a familiares que solicitaron la apertura de la fosa.
El alcalde en funciones del municipio, el socialista Miguel Ángel Gamarra, termina su mandato, tras perder las elecciones, con ese homenaje a las víctimas que fueron arrojadas a una fosa del cementerio. El regidor no ha querido dejar esa herencia a su sucesor. “Acaba el mandato y se ha terminado la obra que encargamos en el cementerio”, explica. “Tampoco tenemos seguridad de que el PP, que asumirá ahora el Gobierno local, tenga el menor interés en dignificar ese espacio”.
Gamarra admite que la decisión de dar sepultura a las víctimas puede parecer algo apresurada cuando falta tan poco para que se constituya la nueva corporación. “El PP nunca ha tenido interés por saber si existían fosas comunes en el cementerio; no lo tuvo durante los 12 años que gobernó y temía que eso pudiera quedarse como algo que nunca sucedió”, señala.
El alcalde se remite a los antecedentes al opinar que los restos que fueron exhumados podían quedar abandonados y olvidados por desinterés de los próximos dirigentes. Los municipios y autonomías gobernadas por el PP se han negado a localizar las fosas franquistas y sus representantes critican a quienes lo hacen con el argumento de que se remueve el pasado. El futuro alcalde de Alhendín, Francisco Rodríguez (PP), declinó realizar una declaración sobre el homenaje que ha dedicado el municipio a los asesinados durante la represión franquista.
A la espera del ADN
Familiares de las víctimas que habían solicitado la exhumación no han puesto objeciones al enterramiento en una bóveda común hasta que se conozcan los resultados de las pruebas de ADN. Es el caso de Rafael Calero. A su tío, que vivía en la localidad de Gójar, un municipio cercano a Alhendín, lo asesinaron el 28 de agosto de 1936 y fue arrojado en esa fosa común, según le contaron entonces a su madre. “Queremos trasladar los restos a Gójar para que descansen junto a los de su padre y lo haremos cuando estén los resultados de las pruebas”, explica.
Como Alhendín, el municipio granadino de Algarinejo, donde el PSOE ha perdido y ha ganado el PP, también hizo un homenaje en memoria de las 18 personas 16 hombres y dos mujeres asesinadas entre el 21 y el 28 de septiembre de 1936 y enterradas en una fosa que el pasado agosto fue exhumada por la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica.
http://www.publico.es/espana/381337/el-temor-a-la-llegada-del-pp-acelera-las-exhumaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada