viernes, 3 de junio de 2011

Aumenta la indignación de las víctimas ante el Diccionario

Un colectivo ha convocado para hoy una concentración ante la sede de la Real Academia de la Historia para mostrar el rechazo a la polémica obra

Un colectivo ha convocado para hoy una concentración ante la sede de la Real Academia de la Historia para mostrar el rechazo a la polémica obra

PATRICIA CAMPELO Madrid 02/06/2011
La Plataforma contra la Impunidad del franquismo, que lleva un año manifestándose en la Puerta del Sol cada jueves pidiendo justicia para las víctimas, exige “una clara rectificación pública” del nuevo Diccionario Biográfico Español.
Desde el “más absoluto rechazo” a la obra de la Real Academia de la Historia (RAH), que ha costado 6,4 millones de euros de dinero público, solicitan la retirada de los 25 primeros tomos del Diccionario y la paralización de los 25 restantes “hasta que no se modifiquen las entradas relacionadas con la memoria histórica que han sido manipuladas”, han indicado a Público.es.
Como muestra del rechazo a la obra que define a Francisco Franco como un militar de “incomparable valor”, la Plataforma —que este jueves 2 de junio celebra 55 semanas de reivindicaciones en la madrileña plaza— ha convocado una concentración frente a la sede de la Real Academia de la Historia, en la calle del León, a partir de las 20:00 horas.
Antes, como hacen cada jueves, pedirán “verdad, justicia y reparación”, en un acto en la Puerta del Sol que contará con la presencia de la escritora Almudena Grandes.
La Plataforma ha convocado este jueves una concentración de protesta frente a la sede de la Academia de Historia
En la misma línea se ha expresado el Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, que ha hecho un llamamiento a “toda institución oficial y democrática” para que se “abstenga de adquirir ni uno solo” del “carísimo” Diccionario hasta su rectificación “científica y objetiva”.
En un comunicado, el coordinador del citado colectivo, Matías Alonso, critica las biografías recogidas en dicha obra sobre Manuel Azaña, realizada por Carlos Seco, que sostiene que el Gobierno del socialista Juan Negrín fue “prácticamente dictatorial”.
La Plataforma contra la Impunidad, que aglutina a particulares, grupos y entidades de diversa índole, considera que la obra de la RAH  es “un insulto a las víctimas del franquismo y a toda la democracia española, que parece estar en manos de herederos directos de la dictadura”.
Como ejemplo de estos “herederos” sitúan al responsable de la entrada de Franco en el Diccionario, Luis Suárez, de quien recuerdan que es un historiador “vinculado a la Fundación Francisco Franco que preside la Hermandad del Valle de los Caídos”.
El colectivo pone el énfasis en la situación de “desamparo  y olvido institucional de las víctimas del franquismo”, algo que, a su juicio, “requiere urgentes medidas políticas, jurídicas y éticas” hacia los “represaliados, torturados y asesinados por la dictadura”. Por ello, creen que es necesario que la historia se cuente “objetivamente” y no se siga “mintiendo”.
Por último, exigen responsabilidades a las personas que han redactado los textos, y a quienes los encargaron y revisaron, ya que consideran “intolerable” que se hayan destinado 6,4 millones de euros a una obra “que ensucia la historia de todos los españoles y españolas”.
Firmas contra el Diccionario
La Asociación de Descendientes del Exilio ha reunido más de 1.000 firmas contra el Diccionario
Algunos integrantes de la Plataforma se han adherido a las firmas que recoge desde el pasado lunes la Asociación de Descendientes del Exilio español para exigir la “denegación de nuevas ayudas y que la Real Academia de la Historia retire esas biografías y otras que pudieran incurrir en la falsificación histórica”.
Las firmas recibidas por correo electrónico ya alcanzan el millar, según ha avanzado Ludivina García Arias, presidenta de la Asociación, razón por la cual están valorando ampliar el plazo de recepción que terminaba este miércoles.
Entre los signatarios figuran numerosos profesores de historia, según ha relatado García, entre ellos, el hispanista Gabriel Jackson y el historiador Enrique Moradiellos.
La semana pasada, Público reveló algunas de las entradas más polémicas del nuevo diccionario de la Real Academia de la Historia.
http://www.publico.es/culturas/379605/aumenta-la-indignacion-de-las-victimas-ante-el-diccionario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada