viernes, 4 de marzo de 2011

El hundimiento del Castillo Olite


Cartagena 4 Marzo 2011
El final de la Guerra Civil española está lleno de episodios controvertidos en los que es difícil llegar a conclusiones claras. En la extensa bibliografía existente sobre la Guerra, quizá la más voluminosa sobre un hecho histórico a nivel mundial, existen memorias, estudios y análisis de todo tipo, desde los primeros realizados por historiadores del bando venciedor hasta la última corriente historiogáfica más asentada y lejos de aquella precipitada historia que se hizo en los años siguientes a la muerte de Franco. Por fortuna ya se hace otro tipo de historia donde la investigación, el estudio comparado de las fuentes y su análisis han hecho abandonar la “cultura” del documento inédito y las prisas, siempre malas consejeras, por publicar. Este libro es un ejemplo de ello…
…En esta obra descifra las claves de la Operación y viene a llenar el hueco historiográfico existente sobre el hundimiento del Castillo Olite. Lo hace avalado por más de diez años de apasionada investigación en la que tienen un importante componente los testimonios de los actores de aquel drama aún supervivientes. Pérez Adán consigue transmitir la parte historia oral que contiene la obra con las debidas precauciones que el lector avisado entenderá a la perfección.
Con toda la mayor dificultad para el investigador ha sido la carencia de documentación sobre el hundimiento. Y la causa es… que  ésta nunca existió. El mando nacional en medio de los fastos que siguieron a la terminación de la Guerra no podía admitir responsabilidades de semejante tragedia, por tanto, opto por cubrir con un velo todo lo relacionado con el Olite. Nunca se ordenó por el Cuartel General de Franco un informe o una sumaria que desvelaran las causas del hundimiento, no interesaba, se cubrión el expediente haciendo desfilar a algunos supervivientes en el Desfile de la victoria, se concedió una Laureada Colectiva y poco más. En las pocas noticias que permitió la censura sobre el acontecimiento se usó la fraseología usual del régimen para llamarles “Héroes del Castillo Olite”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada