lunes, 25 de abril de 2011

Comienza la Exhumación de restos de fusilados en Usarte (Navarra)

El objetivo es encontrar a una veintena de vecinos de Ablitas y de varias localidades de la comarca de Tarazona.
Arqueólogos de la Sociedad Aranzadi


Diario de Navarra / RAFAEL VILLAFRANCA . CASCANTE / 22-04-2011
Alrededor de 20 técnicos y voluntarios de la Sociedad de Estudios Aranzadi iniciaron ayer los trabajos de exhumación de restos de fusilados de la Guerra Civil en el cementerio del despoblado de Urzante, término ubicado entre las localidades de Cascante y Murchante, y que fue abandonado a principios del siglo pasado.
El objetivo de los trabajos es encontrar los restos e identificar a los alrededor de 20 fusilados republicanos que fueron enterrados en este lugar al inicio de la contienda civil española. En concreto, se cree que en el cementerio de Urzante están enterrados vecinos de Ablitas y de las localidades aragonesas de Tarazona, El Buste y Vera de Moncayo.
En cualquier caso, el número exacto de los fusilados cuyos restos pueden seguir estando en este camposanto no se conoce con certeza, ya que algunos de ellos fueron retirados de forma clandestina por sus propios familiares durante los años del Franquismo e, incluso, durante la Transición.
Todo el fin de semana
En los trabajos de exhumación están participando técnicos y voluntarios de la Sociedad Aranzadi llegados de Madrid, Valencia, Aragón, País Vasco y Navarra.
Además de la delicada labor que supone exhumar los citados restos, los participantes en los trabajos deben separar aquellos que pertenecen a los fusilados de los que son de los propios vecinos del ya abandonado municipio de Urzante.
"Hay zonas confusas donde se mezclan unos con otros y hay que obrar con mucho tacto", explicó el arqueólogo de Aranzadi Jimi Jiménez, quien está supervisando unos trabajos que dieron inicio en su fase preliminar hace una semana con la realización de las preceptivas prospecciones del terreno. La excavación propiamente dicha comenzó ayer y se prolongará durante todo el fin de semana.
La última exhumación de restos de fusilados en la Ribera tuvo lugar en febrero de 2010 en el cementerio de Tudela. La Sociedad de Estudio Aranzadi se hizo cargo de estos trabajos logrando identificar los restos de los abliteros Higinio Arriazu Ruiz y Bonifacio Gracia Enciso, quienes fueron fusilados en agosto de 1936 en un paraje ubicado entre Ribaforada y Fontellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada