viernes, 6 de abril de 2012

Víctimas del franquismo recurren la multa por protestar ante el Supremo

La Delegación del Gobierno sancionó a nueve personas con un total de 4.400 euros por concentrarse ante el Alto Tribunal en solidaridad con Garzón

Plataforma contra la Impunidad del Franquismo

Natalia Junquera El País 4 Abril 2012

Los miembros de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo multados por la Delegación del Gobierno en Madrid por concentrarse sin autorización frente al Tribunal Supremo en solidaridad con Baltasar Garzón han recurrido la sanción e iniciado una recogida de firmas para pedir que se les retiren las multas.
La Delegación del Gobierno en Madrid les ha impuesto la sanción por tres protestas realizadas durante los días 31 de enero y 7 de febrero, cuando se celebraban sendos juicios contra el exjuez Baltasar Garzón.
Julián Rebollo, presidente de la Plataforma contra la Impunidad del franquismo, ha recibido dos multas por sendas faltas graves y un monto total de 2.000 euros.Las multas recibidas le sitúan como “organizador” de la protesta por llevar “un megáfono” y “transmitir consignas” al resto de participantes en la protesta. La sanción considera un agravante que en uno de los momentos de la concentración frente a la sede del Tribunal Supremo iba a entrar en el complejo el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.
“Es una vergüenza, como volver al pasado. Lo que quieren es que nadie proteste por nada, asustarnos a todos”, se queja Rebollo. “Nosotros somos familiares de víctimas del franquismo, todos jubilados, y ni provocamos ningún incidente, ni suponemos amenaza alguna para la seguridad ciudadana”. Junto a Rebollo fueron multados otros ocho miembros de la plataforma con 300 euros cada uno.
El diputado de IU Gaspar Llamazares, que participó en esas mismas concentraciones en apoyo a Garzón a las puertas del Tribunal Supremo, se dirigió dos veces por carta a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, para pedirle que retirara estas multas. “Me siento moralmente obligado a solicitar clemencia en este caso. Conozco desde hace años a don Julián Rebollo y es un ciudadano ejemplar, con una larga trayectoria en el movimiento vecinal madrileño. De otra parte, los medios de comunicación han informado de la participación de miles de personas en manifestaciones pacíficas de apoyo al juez, en Madrid y en otras ciudades sin que se tengan noticias de sanción alguna. Por ello creo que no sería justo que uno solo para pagara por todos”, le escribió en la primera carta. En la segunda, extendía la petición de “clemencia” para las otras ocho personas multadas.
Cifuentes le respondió a finales de marzo que no podía hacerlo puesto que los multados habían participado en una concentración no autorizada.
Durante las concentraciones de protesta, familiares de víctimas del franquismo reclamaron ante la sede del Supremo que se juzgaran los crímenes de la Guerra Civil y la dictadura. Rebollo, presidente de la Plataforma, insiste en que no provocaron ningún incidente, que las protestas fueron “absolutamente pacíficas” y que estaban allí, frente al Tribunal Supremo, como “familiares de las víctimas del franquismo mientras se decidía si esos crímenes se podían juzgar o no”. “A Garzón terminaron absolviéndole por querer investigar esos crímenes, pero lo cierto es que siguen sin juzgarse”, añade Rebollo, que promete nuevas movilizaciones para pedir “justicia, verdad y reparación para las víctimas del franquismo”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada