jueves, 24 de julio de 2014

¡Que no quede nadie vivo! La Columna de los 8000.


Cartel del estupendo documental de Producciones Morrimer sobre la Columna de los 8000, con los testimonios de varios supervivientes

Fusilados de Torrellas
“Aunque el otoño de la Historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de vuestros sueños”.
Miguel Hernández.

Sólo 15 días después del alzamiento fascista de julio de 1936, salen desde Sevillahacia Madrid las columnas del comandante Castejón y del teniente coronel Asensio. Atraviesan Extremadura utilizando la carretera que sigue la antiquísima Vía de la Plata. Deben conquistar Badajoz y unir los territorios controlados por los golpistas tanto al sur como al norte de España.


Van tomando, como frutas maduras, todas las poblaciones atravesadas por la Vía de la Plata. Tienen la orden de ejecutar sistemáticamente, en cada pueblo, a todos quienes tengan algo que ver con la República, con partidossindicatos o cualquier otra organización de izquierdas.

Detención de republicanos en un pueblo andaluz o extremeño. Foto tomada de la web "Todos los rostros".


Este proceder, unido a la sangrienta toma de Badajoz y a las prácticas represivastomadas allí, generan el éxodo de miles de republicanos que intentan escapar del horror y de la muerte huyendo hacia el último territorio de la provincia de Badajozbajo control del gobierno de la República.


A finales de agosto la bolsa republicana se limita solamente a las comarcas de Jerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra. Todos los pueblos cercados se ven desbordados ante la llegada de miles de personas en desbandadaAlojar y alimentar a tantísima gente es un problema sin solución.


Todos saben que, aunque por el momento han huido de una muerte segura, en cuestión de poco tiempo esa zona también será conquistada, así que organizan como pueden una huida.


Como hemos visto, algunos optan por pasar la Raya e internarse en Portugal,arriesgándose a ser detenidos por la PIDE portuguesa y devueltos a los soldados franquistas, que los fusilarán de inmediato, o a los grupos paramilitares falangistas, que les pegarán un tiro en cualquier lugar, dejándolos allí abandonados. Un grupo de unas 1400 personas se salvan gracias a la solidaridad del pueblo portugués deBarrancos y a la valentía y humanidad del teniente Seixas. Muchos otros no tendrán tanta suerte.

Estación de ferrocarril de Fregenal de la Sierra, 1918. Foto tomada de "Rincones Extremeños", página web de la Diputación de Cáceres, archivo y Biblioteca.


Miles de personas acaban acampadas en la estación de ferrocarril de Fregenal de la Sierra, ocasionando una situación caótica en una población que casi triplica su población normal.
 El 15 de septiembre están ya desesperados por salir de esta ratonera, así que deciden intentar llega hasta Azuaga, en poder de los republicanos, utilizando vías de comunicación secundarias para intentar pasar inadvertidos, recorriendo unos 100 km de caminos. En Azuaga, dicen, estarán seguros y tendrán el camino abierto hacia Madrid.
Una columna compacta de alrededor de 8000 personas sale desde la estación de tren de Fregenal, guiada por algunas personas conocedoras de los caminos. Este número es el que da nombre a la expedición. La mayoría de sus miembros sonpersonas sencillas, que huyeron de sus pueblos por miedo o por sus ideas políticas. También mujeres y niños. Familias enteras que llevan en bestias de carga los pocos enseres a los que no han querido renunciar. Hay también un buen número de personas muy significadas en el organigrama republicano de sus respectivas poblaciones.
La más conocida fotografía de la Columna de los Ocho Mil, procedente del documental aludido.

Tras pasar Segura de León, la columna se interna en la Cañada Real Leonesa Occidental, en dirección a Fuente de Cantos. Pero deben de pasar un momento peligroso: cruzar la Vía de la Plata. La cruzan de noche para evitar posibles refriegas con los sublevados


Miles de personas atraviesan un paisaje de dehesas. Lo primero que se ve de la columna es una gran nube de polvo provocada por la sequedad del terreno en época estival. Todos padecen por la falta de agua. Ha sido un verano caluroso y los arroyos y charcas están secos. Cada familia lleva sus propias provisiones. 


A pesar de las dificultades, se avanza a marchas forzadas. Saben el peligro que corren. Para hacer frente a posibles ataques, la vanguardia está compuesta pormilicianos armados con escopetas de caza, fusiles y alguna bomba de mano de fabricación casera. Una mujer a caballo va continuamente arengando y animandoa los miembros de la columna para que continúen avanzando.

Detalle de la fotografía anterior.

Pero Queipo de Llano en Sevilla conoce todos sus movimientos gracias a los
informadores que tiene en la zona, y a un avión de reconocimiento. Sabe que se trata de una columna de fugitivos formada prácticamente sólo con civiles, pero decide atacarla como si se tratase de un ejército regular. Sólo espera el momento y el lugar oportunos.

Del ataque se encarga un contingente de soldados, guardias civiles y falangistas al mando del comandante de Llerena, Gómez Cobián.


Al atardecer del 17 de septiembre la columna está ya cerca de la zona republicanay de la libertad. Pero los fascistas les esperan en el Cerro de la Alcornocosa, donde han montado estratégicamente varias ametralladoras

El "peligro" que suponía para el ejército franquista la Columna de los 8000 queda reflejado en esta fotografía, tomada del blog "Matacucarachas de Navegante Rojo"


La columna ya está a tiro. Desde su privilegiada posición las tropas de Gómez Cobiánmasacran a todos, hombres, mujeres y niños, muy superiores en número pero prácticamente desarmados.


Confusión, gritos, horror…Unos pueden pasar, otros retroceden. Todos salen huyendo en desbandada. Familias que se separan no saben aún que no volverán ya jamás a encontrarse


Nunca se sabrá el número exacto de víctimas. Muchos de los que sobreviven se dirigen a las vías del tren situadas a unos tres kilómetros. Atravesarlas significa la salvación, pues al otro lado se encuentra la zona republicana. Pero cuando llegan, los fascistas les tienen reservada la sorpresa final: desde una máquina de tren con dos vagones emplazados en la vía, disparan a todo aquel que intenta pasar.


Sin embargo, un goteo constante de sobrevivientes consigue pasar durante la noche y llegar, heridos y agotados, a Azuaga. Desde allí saldrán hacia Madrid donde, tiempo después, formarán el Batallón de los Castúos, formado casi enteramente pormilicianos extremeños.

Grupo de milicianos extremeños. La foto está tomada del blog mencionado en la anterior.


Los que retroceden tienen que internarse en la sierra, donde no saben qué camino tomar. Saben que no pueden volver a sus pueblos, porque en ellos les espera la muerte. Van a estar meses vagando sin rumbo, caminando por la noche y escondiéndose de día, acosados por soldados y guardias civiles que les van haciendoprisioneros o matando poco a poco. Nunca sabremos el número de fosas comunesen los que fueron inhumados, a menudo excavadas en el lugar mismo donde fueron abatidos.


Unas 2000 personas son capturadas, sin utilizar medios violentos, por un reducido grupo de soldados y falangistas al mando del capitán Tassara el cual, disfrazado de miliciano, utiliza una bandera republicana y un megáfono consiguiendo engañarles, desarmarles con la promesa de darles mejores armas y conducirles hasta Fuente del Arco

Llegados a esta población, descubren el engaño, son rodeados en la plaza por tropas de regulares. Y allí mismo, en un rincón, comienzan a ejecutar a muchas personas. Los republicanos, desesperados, intentar escapar por las azoteas de las casas. Pero son detenidos y ejecutados. Los que quedan son transportados en tren hastaLlerena.
Mapa que recoge parte de las provincias de Badajoz y de Sevilla, con Fregenal de la Sierra como centro, y las diversas poblaciones por las que pasó la Columna de los Ocho Mil.


Una vez en Llerena, confinados y separados por sexos, los prisioneros sonidentificados. Se piden informes a los ayuntamientos de origen. La vida o la muertede los prisioneros depende de lo que quieran contar sobre ellos sus propios paisanos. Muchos alcaldes y “gentes de orden” del nuevo régimen se desplazan aLlerena con el fin de liberar a unos y acusar a otros.

Algunos son trasladados a sus pueblos de origen donde les dan muerte, como enZafra. Otros presos andaluces y algunos considerados de especial relevancia son confinados en el barco-prisión Cabo Carboeiro, anclado en el puerto de Sevilla.

Barco-prisión Cabo Carboeiro. Anclado en el puerto de Sevilla, se vieron entrar a muchos, pero pocos volvían a salir


En Llerena, mientras tanto, un camión lleno de presos se traslada cada madrugadaal cementerio. Los vecinos escuchan sus lamentos. Saben que les espera lamuerte.

Fusilados en Llerena, en la misma calle. La foto está tomada de la web "Todos los Rostros", y quizás pueda ser atribuída al periodista portugués Mario Neves.


Allí son obligados a cavar sus propias tumbas y un soldado al que se le escucha
vanagloriarse por lo que hace los fusila con una ametralladora. Los disparos se escuchan en todo el pueblo. Y así, durante un mes. Nunca se sabrá el número de asesinados, pues muchos cadáveres fueron quemados al no caber ya en las fosas.
Fusilamiento de jornaleros en Llerena. Foto tomada de la web mencionada en la anterior.


Curiosamente estos hechos, que después de la matanza de Badajoz pueden ser el suceso represivo más importante de toda la Guerra Civil en Extremadura, tan trágicos o más que el Bombardeo de Guernika o los asesinatos 
de la Carretera de Málaga a Almeria, no aparecen en los libros de historia.

El 
responsable primero de los hechos es el jefe militar de Llerena, Gómez Cobian. En un escala inferior están el teniente Miranda y el capitán Tassara, que recibió la medalla al mérito militar por tan “honorable” acción de guerra. Además las autoridades locales, curas, falangistas, guardia civil…Pero todos tenían órdenes superiores de Sevilla. Éstas y otras acciones represivas estaban perfectamente planificadas por los militares golpistas, a cuyo frente estaba un viejo conocido, el carnicero, el criminal contra la humanidad Juan Yagüe.

Este 
criminal, que sembró Andalucía y Extremadura de fosas comunes es el culpable de que a día de hoy, 73 años después, miles de familias de ambas comunidades sigan sin saber qué pasó con sus abuelos y dónde están enterrados.
Abril de 2007. Acto en el cementerio de Llerena para enterrar los restos de 36 republicanos asesinados en 1936 y hallados en fosas comunes en 2005. Foto tomada del diario El Periódico, edición de Extremadura.


Este criminal, que no escatimó esfuerzos en hacerse ver en misa, defendiendoiglesias o rezando ante imágenes, mientras amedrentaba al pueblo en la radio o firmaba sentencias de muerte, “descansa” enterrado con todos los honores en laMacarena de Sevilla, cuya imagen luce la madrugada de cada Viernes Santo el fajín del general.

La Macarena luciendo el fajín de gala del sanguinario Queipo de Llano. La iglesia católica hace ímprobos esfuerzos para limpiar, desde su emisora de radio, la imagen del miserable general.



Dedicado a mi amigo José, alias Navegante Rojo, ferviente y apasionado republicano, que me ha ayudado con sus fotografías y sugerencias a realizar esta entrada. Deseo que pase pronto y felizmente la mala época que tiene por delante. Muchas personas pensamos en ti, Navegante, y te mandamos nuestra fuerza y nuestro cariño.

miércoles, 23 de julio de 2014

Homenaje a los represaliados y fusilados por el franquismo


Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar y el Ayuntamiento de Los Barrios

Plaza Blas Infante de Los Barrios

Miércoles 23 de julio a las 21 horas

El Museo del Holocausto abre al público los archivos de la ONU sobre crímenes nazis



  • Los visitantes podrán acceder a 30.000 documentos sobre juicios contra el nazismo

  • El material comprende 190 rollos de películas y casi medio millón de imágenes digitales


Un niño polaco se despide de su familia en el gueto de Lodz antes de...
Un niño polaco se despide de su familia en el gueto de Lodz antes de ser deportado. Museo del Holocausto



El Museo estadounidense del Holocausto abrirá este jueves al público, por primera vez, los archivos de la Comisión de Naciones Unidas sobre Crímenes de Guerra, que contienen información sobre decenas de miles de criminales nazis.
La Comisión la crearon en 1943 diecisiete países aliados en su guerra contra Alemania con el propósito de compilar listas de individuos acusados de crímenes de guerra, con unos 37.000 nombres.
El propósito de la Comisión, que concluyó su labor en 1948, fue elexamen de los cargos contra esos individuos para asegurar su arresto y enjuiciamiento.
Los registros ilimitados, relacionados con más de diez mil casos, fueron expuestos en internet en 2013 por el Tribunal Criminal Internacional, después de un acuerdo con la ONU.
Esos registros, que permanecieron restringidos durante 70 añosy fueron entregados al Museo del Holocausto en Washington, contienen unos 30.000 compendios de documentos presentados por tribunales nacionales y militares para determinar si los casos debían ser procesados.
El material incluye 187 rollos de películas en 16 milímetros y casi 460.000 imágenes digitalizadas que ocupan más de 630 'gigabytes'.
Los materiales en inglés, francés, alemán, holandés y otros idiomas comprenden listas de supuestos criminales de guerra, los cargos en su contra, actas de reuniones, informes, correspondencia, transcripciones de juicios y documentos de las actividades de la comisión de la ONU.
La Comisión ha avalado los juicios por crímenes de guerra contra unas 10.000 personas y ha habido unos 2.000 juicios en 15 países, incluido Estados Unidos.

martes, 22 de julio de 2014

Ana Messuti: " No dar respuestas a las víctimas del franquismo, una forma de amparar los crímenes"

02_IMG_3336_1
Me he encontrado con la imposibilidad de llorar.Me golpeó conocer la participación de la población en la represión. © Juanjo Delapeña


– 21 JULIO, 2014
Enriqueta de la Cruz || Periodista y Escritora.
Juanjo Delapeña || Fotógrafo.
“La impunidad hay que verla no sólo enfocando lo que le sucede al autor del crimen, sino a la víctima… Impunidad es el haberle podido hacer lo que se le hizo sin que hubiese ningún tipo de reacción ante ello; impunidad es mucho más que no castigar al culpable, es no dar respuesta a las víctimas… aunque no esté ya vivo ningún criminal, hablamos igualmente de hacer justicia, porque hacer justicia es mucho más que aplicar una pena”. Habla Ana Messuti.
Lleva el peso (nos aclara ella que junto al equipo de abogados que integra) de más de 300 querellas contra los crímenes del fascismo y ante la inmensidad del horror que vuelcan en su cuerpo y en su mente todas las víctimas, y los hijos y nietos y biznietos de estas víctimas y de los resistentes, y los mismos resistentes aún vivos, no puede ya llorar; solo seguir y seguir hasta acabar con la impunidad que nos define perfectamente; hasta lograr la justicia y la reparación máxima posible, y que se sepa la verdad de este genocidio, crimen de lesa humanidad, imprescriptible. Y lo conseguirá.
Dice que hay muchos imputados pendientes y que la querella argentina ha abierto algo en España que es imparable, porque la memoria es ya activa, está en la calle. Dice que hoy la impunidad, debe verse desde la víctima, con muy amplias miras, para dar respuesta a todas las víctimas, a todos los delitos; y nos habla del deber ineludible de los Estados de perseguir los crímenes de lesa humanidad y el genocidio, que se llaman crímenes internacionales por su gravedad, que es tal que despierta el interés de toda la comunidad internacional en que no queden impunes, no queden sin respuesta. También nos habla de la complicidad que supondría que hoy los jueces no den esa respuesta necesaria, ineludible, a las víctimas del genocidio español.
Combates la impunidad, eres la abogada, ante un tribunal argentino, de las víctimas y resistentes del franquismo, ¿cómo comenzaste tú con todo esto?
Comencé analizando otros temas de derecho penal. Mi tema central era el tiempo, el tiempo de la pena. ¿Por qué cinco años, por qué 10, por qué 20, por qué 40, por qué 1.000 (ese absurdo de 1.000 o de 200, cuando se muere la gente mucho antes…). En 2008, en el momento de los autos de Garzón, y todo ese proceso frustrado, me propusieron en Salamanca el tema de Memoria Histórica y lo acometí; me costaba porque era un tema que yo había eludido prácticamente, el de la impunidad, tal vez porque yo misma me fui de la Argentina, en realidad como exilio preventivo, porque estaban ya desapareciendo compañeros (se refiere al periodo de la dictadura militar); y yo estaba en una situación muy difícil, ya me habían echado de la Universidad, de la Facultad en la que ejercía la docencia antes incluso del golpe militar, con Isabel Perón, y se dio una circunstancia que me permitió irme con mis hijos pequeños. Y claro, al tener tantos compañeros y algunos familiares desaparecidos, el tema me tocaba muy de cerca… En mis escritos me ocupaba sobre todo de las personas que estaban en la cárcel por delitos comunes, intentaba reivindicar el problema de las condenas a largos años de prisión, a largas penas, por delitos que no eran tan graves, y que, sin embargo, arruinarían la vida para siempre al condenado, y claro, al pasar a ese otro tema, en cierto modo, lo sentí como un desafío, me costaba ver cómo podía abordarlo, y yo no veía por dónde, como cuando uno tiene un objeto que no sabe por dónde asirlo. No sabía en qué forma abordar el tema de la Memoria (un tema como éste, que parece que se diluye en miles de otros conceptos), desde el punto de vista jurídico, donde los conceptos tienen que ser tan precisos. Entonces, después de haber estado meses sufriendo el polvo de los archivos de Salamanca y fotocopiando las sentencias del Tribunal para la Represión de la Masonería y el Comunismo (me han dicho que ahora están digitalizadas), analizando todo esto, dije: “no, esto es como el gato que se come la cola, entonces yo no puedo seguir dentro del orden jurídico español, tengo que ir afuera, al derecho internacional, porque es la única forma de ver la posibilidad de juzgar los crímenes internos. Bueno, siempre puedes interpretar la ley, la Constitución; pero lo importante era trasladarse al derecho internacional. Porque eran crímenes de lesa humanidad los que se habían cometido aquí, genocidio; eso era evidente, y ello te llevaba al Derecho Penal Internacional, al derecho penal de los derechos humanos; todo ello lleva a buscar en un sinnúmero de diferentes instrumentos, en la jurisprudencia de varios tribunales internacionales, en la doctrina para ver la necesidad de que esos delitos sean imprescriptibles, inamnistiables.
Dices en tu último libro y en tu tesis doctoral que hay “un deber ineludible, la obligación internacional del Estado de perseguir penalmente los crímenes internacionales”. Cuéntanos qué es la Justicia Universal, a ver si puedo entender yo lo que sostiene el ministro español del ramo, que opina que renunciar a ella no es dar el “sí” a la impunidad.
Lo que es la Justicia Universal, fuera de las definiciones de la doctrina etc., me lo enseñan todos los días los querellantes de los que aprendes tantísimo, porque aprendes una dimensión que no es imaginable: la dimensión del sentimiento de Justicia. Hay algunos autores que hablan de la “conciencia jurídica universal” (que plantea problemas también porque no es un concepto preciso). Cuando tú estás en contacto con la gente que busca justicia te das cuenta de cuánto más amplio es el término y las situaciones que abarca, y tienes que tener esto presente porque para la señora que quiere desenterrar a su padre y darle una digna sepultura la justicia es conseguir eso, no es sólo que vaya una persona a la cárcel… Para la persona a la que robaron el niño, la justicia es recuperar a su hijo y que vaya alguien a la cárcel es algo marginal, pues su objetivo principal es el primero. Hay que tener en cuenta esos diversos sentidos de justicia que tiene cada uno. Y, por supuesto, para el que fue torturado por una persona que está viviendo a 200 metros de su casa y que lo único que ha recibido hasta ahora fueron premios, la justicia será que esa persona vaya a la cárcel.
Qué impunidad
Impunidad, que no quede impune nada.
Claro, es que todo te lleva a otro concepto de lo que es la impunidad, a ir profundizando, a mí por lo menos me lleva a eso; no podría estar trabajando con esto sin profundizar en los conceptos gracias a la experiencia con cada caso. Para mí la impunidad no significa solamente que no hay castigo; impunidad significa que se ha podido hacer daño a las personas de las diversas maneras en que se ha hecho daño y que no suceda nada después. Que no hay ninguna respuesta, ni reacción ni nada a ese daño: ni castigando a la persona que hay que castigar, ni dándole una respuesta a la persona que ha sufrido el daño. Si ha podido alguien proceder impunemente en su momento y la víctima se ha quedado sin ningún tipo de resarcimiento, de reparación, ni nada, ahora, porque ha muerto el verdugo, ¿no nos vamos a ocupar más de su caso? Tenemos que seguir ocupándonos de su caso, porque en ello reside también la imprescriptibilidad de esos crímenes.
Tú hablas entonces de un concepto mucho más amplio, además, por lo que se refiere a la impunidad.
Claro, porque con un concepto restringido dejaríamos sin cobertura legal, jurídica, todos los casos en que no habría imputables. No es impunidad solamente que no vaya a la cárcel una persona, porque si no tenemos a nadie que vaya a la cárcel (porque ha muerto) de cualquier forma tenemos que ocuparnos de la víctima, darle una respuesta, intentar la exhumación…, algún tipo de reparación; lo que cada uno nos pida.
Pero es justo lo que aquí no se quiere entender.
Además, hay una cosa interesante: un progreso del derecho penal fue la prescripción de la acción penal o del delito: es una garantía para el delincuente. El principio de legalidad en sentido estricto también es una garantía para el delincuente; para nosotros, así entendido, es un obstáculo. Todas las cosas que pedimos en el ámbito del derecho penal internacional, de la justicia universal, parece que van contra los progresos del derecho penal, que van contra los progresos logrados.
Pero dándole la vuelta al argumento, y en este caso de crímenes de lesa humanidad, no se puede argumentar tal cosa, porque sería amparar a los verdugos.
Claro, parecería que tú estuvieras protegiéndolos. Con un principio de legalidad estricto, como el aplicado aquí, los estarías protegiendo. El argumento que nos daban en la Audiencia Nacional para denegar las extradiciones era que se trataba de casos de tortura aislados, que ya han prescrito. Las torturas no eran aisladas, dado que se practicaban de manera sistemática, y que junto a los demás delitos eran delitos instrumentales para cometer crímenes de lesa humanidad o genocidio (en la querella figuran los dos términos).
Entonces que no hay más remedio que actuar como se hace.
No hay más remedio que hacerlo así porque si no lo que permanece es la impunidad. Hay una figura del derecho romano que me interesa mucho: el homo sacer, que era una personaa la que se podía matar impunemente porque estaba fuera de la jurisdicción humana y fuera de la jurisdicción divina, a la que no se le podía aplicar ni una norma ni otra; cualquiera por la calle la mataba y no pasaba nada. Pareciera que haya sido así durante toda la dictadura: los rojos podían ser asesinados impunemente, eran los homo sacer del derecho español.
Incluso ahora lo que ocurre vuelve a victimizar, a hacer víctimas, a los descendientes de esas víctimas porque no tienen peso en la sociedad, porque son objeto de burla y ninguneo, porque no se respetan sus derechos, hay como un señalamiento y castigo.
Justamente un progreso del derecho penal es que no se transmite la culpa a los herederos, a los descendientes; en cambio, la victimización sí se transmite porque reconocemos la facultad que tiene un nieto o incluso un biznieto (hemos logrado que la jurisprudencia argentina admitiera esa posibilidad), se presenten a denunciar o a querellar, por crímenes cometidos contra sus ascendientes; o sea que la victimización sí se transmite, la calidad de víctima se transmite. Este es un concepto clave de la Memoria Histórica.
El castigo sigue…
Sí, el castigo también se ha transmitido.
Incluso creo que es eso la persecución a jueces, abogados, a quienes pretenden entrar a juzgar la corrupción, por ejemplo (hija de la impunidad franquista, heredera de eso, que viene de ese poso histórico), indica que de alguna manera siguen las advertencias a quien quiera romper con la impunidad, que sigue el crimen, y que continúa por los herederos (no nominales, aunque también, en casos, sino herederos del franquismo en su sentido amplio). Es que esto me parece que daría lugar a nuevas querellas. Y bueno, que está claro que continúa el delito por las desapariciones, etc
Continúa el delito
Continúa, exacto. Continúa el delito pues continúa la desaparición forzada; continúa el delito de desaparición forzada y de denegación de justicia permanentemente.
Bueno, es todo muy interesante y clarificador. Aparte de lo que nos comentes sobre la querella argentina que llevas adelante contra los crímenes del franquismo, ¿qué posibilidades ves de que triunfe la justicia, aquí en España?
Lo más natural, lo ideal es que la justicia se realice aquí, eso por supuesto. Y en cuanto a la querella, es un proceso penal en uno de los juzgados federales argentinos, que es la misma justicia que está juzgando a los criminales en la Argentina, a los genocidas, y es muy importante eso porque lo que están haciendo los jueces cuando juzgan a los genocidas argentinos es aplicar también el principio de jurisdicción universal, porque para mí la jurisdicción universal se define no porque los componentes tengan un autor, una víctima o un territorio extranjeros, sino por la gravedad del crimen: el crimen es tan grave que la comunidad internacional no puede permanecer indiferente; tiene la obligación de juzgar.
Ana Messuti en la Fosa a los Marinos Republicanos (Cartagena 2013)

O sea, Argentina está cumpliendo una obligación.
Exacto. Cuando me dicen que está devolviendo un favor, yo digo: “no; está cumpliendo una obligación”. Tiene todo su sistema jurídico preparado como para juzgar esos crímenes; está juzgando crímenes similares, entonces, ¿por qué se va a negar esa justicia a alguien que la reclama?, ¿porque viene de otro país, porque se cometió en otro lugar? No, porque el crimen nos repugna a todos, es un crimen cuyo castigo tiene carácter imperativo de derecho internacional (iuscogens) y para nosotros ha sido muy importante el viaje de la Jueza (se refiere a Servini que recientemente viajó a España para tomar declaración a las víctimas) porque lo importante de este viaje fue descubrir que hay en España ciertos jueces que están dispuestos a colaborar. He presenciado en Guernica las declaraciones de dos víctimas, dos hermanos (uno de los curas expresos de la cárcel de Zamora y su hermana, que había sido torturada). Y la jueza de Guernica, a la que se le había librado el exhorto, tomó ella misma la declaración y era la primera vez que lo hacía sobre los crímenes del franquismo. Y más notable aún es lo que está sucediendo en Mallorca, porque en Guernica y Sevilla se tomó declaración con la jueza argentina y  con los secretarios de la jueza y los abogados de la querella (un colega de Buenos Aires y yo) presentes. Pero en Mallorca, los exhortos (es decir, comisiones rogatorias) llegaron una vez que la jueza Servini ya estaba en Argentina, o sea, que los jueces podían haberse desentendido y, sin embargo, dos jueces citaron a declarar a los descendientes de víctimas mencionados en el exhorto. De modo que ellos solos asumen esto, aunque siempre en el marco de la causa argentina. ¡Es un progreso! Y lo de la Audiencia Nacional también, porque el juez Andreu tomó declaración a dos personas cuando estaba la jueza Servini. O sea que a ese compromiso de ella, que significó venir, respondieron; es interesante.

Localizadas las 4 primeras fosas comunes en el Monte de Estepar

Primer día de trabajo y primeros resultados. Ayer mismo se localizaron y delimitaron las cuatro primeras fosas comunes en el monte de Estépar, el emblemático paraje en el que se cree que está enterrado el compositor burgalés Antonio José, su hermano Julio, maestro y periodista, y algunas personalidades como Francisco Ayala y Fernando Sánchez, padres respectivamente de los escritores Francisco Ayala y Sánchez Dragó, además de políticos y sindicalistas.


 

El forense Francisco Etxeberria (d) observa como se va delimitando las fosas localizadas. Miguel Ángel Valdivielso

Diario de Burgos.es / I.P. / 22-07-2014

Junto a ellos, se calcula que puede haber enterradas entre 300 y 400 víctimas de la represión franquista. Durante la semana se seguirán localizando más fosas y comenzarán los trabajos de exhumación con los restos que queden al descubierto -a última hora algunos cuerpos se hicieron ya visibles-.
 
Esta primera jornada suscitó el interés de familiares que se acercaron para seguir la labor que lleva a cabo un equipo multidisciplinar de 20 personas -alumnos de Historia de la UBU, de la Autónoma de Madrid y de Aranzadi- dirigidos por el arqueólogo Juan Montero, de la Coordinadora para la Recuperación de la Memoria Histórica, el antropólogo forense Francisco Etxeberria, de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y el antropólogo social Ignacio Fernández de la Mata, de la UBU.
 
Este equipo no ha ido a ciegas al monte de Estépar; las prospecciones con georadar realizadas en 2012 y los sondeos arqueológicos del verano pasado permitieron verificar la existencia, al menos, de dos fosas con restos óseos humanos en la zona más próxima a la carretera de Estépar a León.
 
Aquí se centraron los trabajos de ayer. Según explicó Montero, las fosas localizadas están situadas de forma paralela y se concentran en un sector de 40x20 metros. Estas delimitaciones son las que darán las pistas sobre cuántos restos puedan contener cada una. Ayer se recogieron en la zona algunos casquillos de fusiles y restos óseos.
 

Más pruebas del genocidio franquista

La ARMH exhumó ayer los restos del guerrillero Perfecto de Dios, asesinado en 1950 a los 19 años, bajo la atenta mirada de su hermano Camilo, quien también padeció la represión franquista. El trabajo fue posible gracias a la financiación de ELOGIT, sindicato noruego, que ha sufragado los costes mínimos.

Las botas del guerrillero de 19 años exhumado ayer, Perfecto de Dios | Foto: CARLOS SUÁREZ

 www.datecuenta.org / AITOR FERNÁNDEZ / CARLOS SUÁREZ / 20-07-2014
Estas botas pertenecieron a un joven de 19 años llamado Perfecto de Dios. Nacido en Sandiás (Orense), era hijo de Carmen Fernández y Jesús de Dios, fundador del Partido Comunista en la localidad. En 1936, la vida de la familia dio un giro brutal al quedar Galicia en manos de los sublevados. Para escapar del genocidio iniciado por los franquistas, Jesús huyó, pero fue detenido y condenado, muriendo en 1943 a los 45 años de edad. Pero Carmen y Perfecto continuaron formando parte del Ejército Guerrillero de Galicia y en octubre de 1948 tuvieron que huir también al monte, donde permanecieron apenas dos años.  En mayo de 1950 (pasados 11 años del final de la guerra que se inició con el levantamiento franquista de 1936), Perfecto y Carmen se dirigían a Madrid con la intención de pasar a la clandestinidad junto a dos compañeros más, cuando se vieron implicados en un tiroteo con la Guardia Civil en el que fue asesinado Perfecto.
Estas botas, como la herida vital de la familia de Dios, permanecieron en un estado de conservación impecable. Los compañeros pudieron escapar, pero Perfecto ralentizó su huida por no dejar sola a su madre. Carmen también se quedó, mirando el cuerpo sin vida de su hijo al igual que Camilo, el hermano de Perfecto, lo miraba ayer durante la exhumación. Carmen fue condenada a 30 años de reclusión. Fue testigo de cómo dos tiros en la cara aseguraban su muerte. Camilo recibió la noticia con 16 años, estando en la cárcel por haberse echado también al monte.
Los restos descubiertos del guerrillero Perfecto de Dios| Foto: CARLOS SUÁREZ

64 años después de aquellos cainitas acontecimientos, los objetos vuelven a probar que la memoria no se equivoca. El testimonio de Camilo de Dios, que asiste emocionado, pero tranquilo, durante toda la exhumación de su hermano, coincide a la perfección con las investigaciones del historiador Alejandro Rodríguez, experto en la guerrilla antifranquista de León-Galicia, y del arqueólogo René Pacheco, pertenecientes ambos a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). El documento de una autopsia realizada un día después de la muerte del joven, incluido en su causa militar, indicaba su lugar de enterramiento exacto: la parte trasera del cementerio de Chaherrero (Ávila). Allí, al acabar la exhumación, René le pide a Camilo que baje a la fosa para comprobar los restos que, tras tres generaciones, ven la luz. Comprueban los dos tiros de gracia que permanecían en la memoria de Carmen. “Esas botas me gustaría conservarlas”, le dice Camilo a René. “Se las daremos cuando analicemos y documentemos todos los restos, junto a los demás objetos y los cordones, si es que aparecen”, le contesta René. “Esas botas son así, no tenían cordones”, argumenta Camilo. “El señor que nos hacía las botas no ponía cordones, las ataba con correas.”
Por lo menos 108.000 desaparecidos y desaparecidas de la represión franquista siguen enterrados en cunetas y prados del Estado español. Organizaciones como la ARMH han logrado, desde el año 2000, recuperar los restos de 6.000 de ellos, a falta de que el propio Estado se encargue de un asunto por el que se le ha llamado la atención desde la ONU en varias ocasiones. Las subvenciones que el Estado concedió durante 6 años ayudaron a sufragar los costes (no la mano de obra, que ha sido mayoritariamente voluntaria) de las exhumaciones. Sin embargo, en 2011, una de las primeras decisiones del Partido Popular acabó con estas ayudas, por las que la ARMH ha tenido que paralizar, prácticamente, las más de 1.400 solicitudes de exhumación que todavía tiene pendientes. En esta ocasión, la aportación del sindicato noruego de la electricidad ELOGIT, impactado por el caso español, ha servido para sufragar los costes mínimos de esta exhumación.
Las manos torturadas de Camilo de Dios | Foto: CARLOS SUÁREZ

En la cárcel, Camilo de Dios soportó torturas constantes: le martillearon los dedos, le arrancaron las uñas y le dieron palizas constantes. Ayer nos contaba su historia. Uno de los días que Camilo de Dios permanecía en prisión escuchó a unos carceleros preguntarse: “¿De qué color tendrán la sangre estos rojos?” mientras comían una lata de sardinas. Para comprobarlo, los carceleros le rajaron el brazo con la tapa de la lata. La sangre era roja, como la de los carceleros, como la de su hermano asesinado, como la de los voluntarios que ayer lo exhumaron, como la de los miembros del Gobierno que se niega a cerrar heridas.

Concentración de la ultraderecha contra la retirada del monumento Onésimo Redondo en Valladolid

En Madrid, la iglesia pide ni más ni menos un nuevo alzamiento militar en el transcurso de una misa conmemorativa del golpe militar


resizer
 Grupo Memoria Libertaria Valladolid, - 22 julio 2014
Concentración ultraderecha contra la retirada del monumento Onésimo Redondo, Cerro de San Cristóbal, Valladolid
En Valladolid los ultras conmemoran lo mismo, y además exaltan al filo nazi Onésimo Redondo y presionan para que no se cumpla la ley de Memoria Histórica, y todo ello en el hotel Felipe IV, situado en la calle Gamazo de la ciudad.
Domingo 20 de julio de 2014
En Madrid, la iglesia pide ni más ni menos un nuevo alzamiento militar en el transcurso de una misa conmemorativa del golpe militar que tanta sangre derramó.
En Valladolid los ultras conmemoran lo mismo, y además exaltan al filo nazi Onésimo Redondo y presionan para que no se cumpla la ley de Memoria Histórica, y todo ello en el hotel Felipe IV, situado en la calle Gamazo de la ciudad.
Este hotel ya ha protagonizado actos similares en el pasado, con resultados muy negativos para él. La afinidad del PP con este tipo de actos hace que los ultras se crezcan y avancen en acciones que los demócratas no podemos tolerar.
¿Se empleará la policía en esta concentración como hace en otras? ¿Van a detener y encarcelar a los ultras por incitar al odio y exaltar figuras del fascismo? Nos tememos que no. Pero nos oponemos a semejante celebración y habrá que pedirle a la dirección del hotel que no acoja el acto fascista y que recuerde lo ocurrido en otras situaciones semejantes.
¡Ni un paso más del fascismo!
¡Boicot al hotel Felipe IV!
¡Ilegalización de los grupúsculos fascistas!

Inauguración del monumento a Onésimo Redondo. Valladolid 25.07.1961