sábado, 28 de marzo de 2015

A Miguel Hernández lo mataron por ser comunista y republicano


Mi voz - Pablo Hásel
Esta es mi voz
tan dura como el martillo
tan afilada como la hoz


ateneo viento del pueblo (Orihuela)

Hoy hace 73 años del asesinato de Miguel Hernández por el fascismo. Un asesinato que tomó forma de tuberculosis provocada por el peregrinaje humillante por cárceles y penales de media España incluida su Orihuela natal y mortal.

Porque no lo olvidemos Orihuela fue la ciudad que lo vio nacer, pero también la ciudad que lo mató. Lo mató en vida, como nos pasa a muchos oriolanos que nos asfixiamos en este pueblo lleno de hipocresía y sacristías a partes iguales. Y lo mató post-mortem, con un olvido duro como una losa que todavía perdura hoy día.

Afortunadamente, los restos de Miguel descansan en Alicante y su legado permanece en Quesada (Jaén). Orihuela no quiere a Miguel Hernández, no nos rasguemos las vestiduras, es así, duele decirlo. Cierto es que hay honrosas excepciones. Pero donde realmente se aprecia la hondura del muchachón de Orihuela es precisamente fuera de su pueblo.

viernes, 27 de marzo de 2015

La Cofradia California de (Cartagena), procesiona un guión con la simbologia franquista


Guión de la Cofradía California, con el Escudo de Franco  

 Asociación Memoria Histórica de Cartagena 25 Marzo 2015



Carta al Hermano Mayor de la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de nuestro Padre Jesús en el Doloroso Paso del Prendimiento y Esperanza de la Salvación de las Almas, Don J. Carlos de la Cerra:

Desde la Asociación Memoria Histórica de Cartagena nos dirigimos a la Cofradía California con el fin de exponerle el siguiente hecho:

Todos los años, esta cofradía, a pesar de la vigente Ley de la Memoria Histórica, que prohíbe expresamente la exhibición y exaltación de símbolos franquistas, continúa procesionando, Semana Santa tras Semana Santa, el guión que fue adoptado como propio por el dictador Francisco Franco, como Jefe del Estado, desde el año 1940 hasta su muerte en 1975. 
 
Este emblema, si bien inspirado en la versión utilizada por Carlos I de la Banda de Castilla, se creó como propio del dictador: el estandarte-guión diseñado para uso de Francisco Franco, conserva de aquél sólo la citada banda, los dos dragantes y las columnas, y se diferencia claramente del perteneciente al emperador en el diseño de estos elementos.

Consideramos como una ofensa para el demócrata pueblo de Cartagena que en la actualidad continúe desfilando por nuestras calles ese guión, símbolo de la opresión de la dictadura franquista, y pedimos a la Cofradía California que cumpla con la normativa legal, y deje de procesionar este emblema del dictador.
Del mismo modo le pedimos que retire la medalla que como Hermano Mayor Honorífico se le concedió, ya que consideramos como una afrenta para cualquier demócrata que, treinta y siete años tras la muerte del dictador todavía no se haya llevado a cabo esta acción.

Cartagena, a 25 de marzo de 2015

Enrique Jesús Nicolás Paredes
Presidente de la Asociación Memoria Histórica de Cartagena

Banderín Utilizado por Franco

 Historia del guión     

En 1940 se crearon el estandarte y el guion que fueron empleados hasta su muerte por el general Francisco Franco como Jefe de Estado. Se recuperó de esta forma, hasta el mes de noviembre de 1975, la Banda de Castilla. La propia banda y los dos dragones estuvieron acompañados, como en el caso de Carlos I, por las Columnas de Hércules con fuste de plata, base y capitel corintio de oro o dorados, y ambas coronadas con una corona imperial (la columna más cercana al lado del mástil y una real antigua, abierta (la más alejada). La columna del lado más cercano al mástil aparecía colocada en el borde inferior, mientras que la otra lo estaba en el borde superior.
El estandarte, la bandera que fue izada en residencias oficiales, acuartelamientos y naves de la Armada, consistió en una enseña cuadrada con los elementos mencionados.
El guion, la señal de posición, de uso castrense, fue muy semejante al estandarte pero poseía, en el lado opuesto al mástil, tres carpas redondas salientes y dos entrantes intermedias. Estuvo rodeado por flecos y acompañado de un cordoncillo, ambos de oro.[1]
La Banda de Castilla y las Columnas de Hércules también formaron parte del escudo personal que empleó Franco como Jefe de Estado. En este escudo figuraron asimismo la Cruz Laureada de San Fernando y una corona abierta, sin diademas, denominada corona militar de caudillaje.[2


MHC

Cuando la mierda se expande en nuestra región

En Alcázar de San Juan un parque que estaba dedicado a Picasso se va a sustituir por la figura de un alcalde franquista

Parque "Picaso" Alcazar de San Juan
 Emilio Sales. Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, 17 marzo 2015
Mira que no me gusta mucho el escritor Arturo Pérez-Reverte, no por su calidad literaria de la cual no quiero opinar por no caer en el “vicio” nacional de saber de todo, no opino de nada porque nada se. Sus declaraciones suelen ser demasiado elevadas y no es una persona que me causa una impresión relevante. Pero he aquí que en estos días, tras la presentación de su última obra Hombres buenos” donde novela una aventura de dos académicos que son enviados a conseguir la Encyclopédie al Paris del siglo XVIII, le he seguido en varias declaraciones que, por duras que sean y por la histeria que han arrancado a ciertos personajes de lo políticamente correcto, me han hecho pensar que en esta supuesta democracia española ha dado en el clavo de nuestra miseria y de la porquería que domina en nuestras instituciones.
Dice por ejemplo:
“Hubo un tiempo en el que aún era posible que fuéramos felices, ahora, en cambio, sabemos que ya no podemos serlo, llevamos demasiada desgracia en la mochila”, comenta afligido el académico. “Es triste ver cómo otros países tuvieron sus Voltaire, D’Alembert, Leibniz o Kant, mientras que en España nos tenemos que conformar con el padre Feijoo o Moratín. La razón es que nosotros asfixiamos a nuestros Voltaire en la misma cuna”.
Para rematar con algo muy severo:
“Sentí una tristeza enorme mientras escribía el libro y también la necesidad de huir, de querer ser francés, inglés, alemán o ruso. No quiero sentirme vinculado afectivamente a un país tan vil con sus hombres brillantes”.
Un país que ignora a sus grandes mujeres y hombres, a esos que nos dieron los grandes pensamientos, sus obras consideradas cumbes en cualquier otro país es un país analfabeto y, por lo tanto, muy manipulable. Desde 1936 estamos en las sombras, las sombras del fascismo que aniquiló y destruyo la simiente de una generación irrepetible. Ahora, los que se llaman progresistas, se enfadan que se llame régimen lo que se ha instalado desde la bendita transición.
Importante si estamos hablando de recuperar la memoria democrática de nuestro país. Corría el año 1962 y el diario Informaciones (cuando el llamado contubernio de Munich) publica en su editorial de 13 de junio <<No se puede plantear hoy ninguna cuestión trascendente de la política española, obviando que el régimen es el resultado de una guerra que ganó un bando y perdió otro…..El futuro político español no se puede plantear mas que desde la victoria>> Esto es el pacto de la transición.
Pues bien, todo esto nos viene a recordar que nuestras plazas, calles, avenida, etc…. siguen repletas de homenajes a los que violaron la decisión del pueblo español libremente manifestado en una REPUBLICA, un sistema constitucional y democrático que, tras un frustrado golpe de estado, los que siguen figurando en esa indigna nomina de dedicatorias provocaron una guerra civil y cuarenta años de dictadura que, por lo visto tiene sus secuelas después de más de siete decenios.
Y cuando se erige una plaza a un genio universal, PABLO PICASSO, una de las figuras más emblemáticas que nuestro país ha tenido en las bellas artes (BELLAS ARTES con mayúsculas), que es admirado en todo el planeta, que (es una lástima que fuera COMUNISTA) a pesar de esta “tara” se le considera un genio en cualquier país llega (eso sí es una lacra del analfabetismo fascista de nuestra tierra gobernada por nuestra gran guía, la de de los pufos de Gurtel, la de la chabola en un cigarral de Toledo, la de los sueldos múltiples, de ella  su cónyuge) y en Alcázar de San Juan un parque que estaba dedicado al genio universal se vaya a sustituir por la figura de un alcalde franquista que, como es de buenos conocedores, era la panacea de la democracia y de los derechos humanos.
Seguramente el día de su desvergüenza el alcalde de la localidad mire al cielo y aunque no haya nubes los demás, las gentes mínimamentedecentes de Alcázar lo verán todo nublado, y es que se sabe que si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol (canción de Francesc Pi de la Serra)
Emilio Sales Almazán. Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha

La ONU advierte a España de que está "obligada" a extraditar a los mandos franquistas

El gobierno se negó a extraditar a los 17 altos cargos acusados por la justicia argentina. El jefe para Derechos Humanos de la ONU dice que " no se esta cumpliendo el derecho a la verdad de las víctima"
Los exministros franquistas José Utrera Molina, Rodolfo Martín Villa y Fernando Suárez. EFE


Público 27 marzo 2015

GINEBRA.- España está "obligada a extraditar a los responsables de violaciones graves de los Derechos Humanos mientras no se tomen medidas para garantizar el acceso a la justicia y el derecho a la verdad de las víctimas ante las instancias legales españolas", aseguró este viernes un grupo de expertos de la ONU en Ginebra.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos explicó, en un comunicado, que la declaración emitida hoy por el grupo alude a la decisión del Gobierno español de no extraditar a 17 acusados por la justicia argentina de violaciones graves de los Derechos Humanos durante el régimen franquista, incluidos varios exministros.

"La denegación de la extradición deja en profundo desamparo a las víctimas y a sus familiares, negando su derecho a la justicia y a la verdad", indicaron los expertos de la ONU.

"La denegación de la extradición deja en profundo desamparo a las víctimas y a sus familiares, negando su derecho a la justicia y a la verdad", acusa la ONU
En la nota, se explica que el grupo "ha mantenido comunicación con el Gobierno español en relación con las extradiciones ordenadas en octubre de 2014, en el marco de la llamada 'querella argentina',en la que se investigan fusilamientos, torturas, robo de bebés y otros delitos", se añade en la nota.

La jueza argentina María Servini de Cubria había pedido la extradición para ser juzgados de 20 acusados en la causa que instruye desde 2010 contra crímenes del franquismo, entre los que figuran los exministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina.

Servini estableció que los delitos que investiga constituyen crímenes de lesa Humanidad y pidió poder juzgar a los responsables, bajo el principio de jurisdicción universal.

"Reconocemos que cabe entre las competencias del Estado español la posibilidad de denegar esta solicitud de extradición", indicaron los expertos, pero, en ese caso, "tiene la obligación de garantizar, ante las jurisdicciones nacionales, el acceso a la justicia para las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos y el derecho a la verdad".

Los expertos independientes recalcaron que los argumentos preliminares presentados por el Gobierno español "carecen de base, pues parecen ignorar y contradecir las normas y estándares internacionales de los Derechos Humanos".

"En particular, el Estado español no puede escudarse en los principios de prescripción y extinción de la responsabilidad penal para no extraditar o juzgar a los responsables de violaciones graves de los derechos humanos", señalaron, al insistir en que "la tortura, las ejecuciones sumarias y la desaparición forzada pueden constituir crímenes de lesa Humanidad".

Los expertos resaltaron que "el derecho internacional es muy enfático: los crímenes de lesa Humanidad y los delitos de tortura son imprescriptibles, es decir que no 'vence' la obligación del Estado de investigar y sancionar a los responsables".

"Asimismo, la desaparición forzada es un delito continuado y una vulneración permanente de los Derechos Humanos. La obligación de investigar perdura hasta que se esclarezca la suerte y paradero de la persona", aclararon.

El Gobierno español también invocó los principios de jurisdicción preferente y de no doble incriminación, pero, según los expertos de la ONU, estos principios no son aplicables en este caso, ya que "más de 40 años después de los hechos en España no se han iniciado investigaciones sobre estos delitos, que incluyen tortura, desapariciones o ejecuciones cometidas durante el franquismo".

Los costes del nazismo alemán para Grecia (y para España)

Los Nazis ocupan Grecia años 30


Este artículo analiza el coste que ha significado para Grecia el haber estado ocupada por el nazismo alemán durante los años 30, y por el establishment financiero y político en la actualidad. Hace también una reflexión sobre el coste de la relación, que, a pesar de ser distinta, tiene puntos comunes a la que ha tenido el Estado alemán con España. Es un intento de recuperar la memoria histórica en ambos países.
Para entender la crisis existente en la Unión Europea, ayuda el conocer la que ocurrió en los años treinta en Europa, y como ambas crisis han afectado la relación de Alemania -el centro del sistema económico europeo- con la periferia, centrándonos en este artículo en Grecia, y con algunas notas también de la relación de Alemania con España en ambos periodos históricos.
En Alemania, la primera crisis, generada en parte por la enorme deuda pública acumulada, resultado de las exigencias de los países vencedores de la I Guerra Mundial de que este país pagara las reparaciones por los daños infligidos a los países enemigos durante el conflicto bélico, determinó la elección de un gobierno Nazi liderado por Hitler. La enorme austeridad de gasto público, con los grandes recortes realizados con el objetivo de pagar la deuda, y las reformas del mercado laboral que contribuyeron al crecimiento del desempleo generado por aquellos recortes, causaron un rechazo de la población hacia los partidos que impusieron tales medidas y llevaron a la primera elección de un gobierno Nazi en Europa. Hay que recordar que el nazismo alcanzó el poder en Alemania por la vía democrática debido a su atractivo electoral (y también a la división de las izquierdas, concretamente entre el Partido Socialdemócrata y el Partido Comunista).
El nazismo sacó a Alemania de la crisis económica mediante la militarización de su economía (keynesianismo militar) y al expolio de los países periféricos, incluyendo Grecia. La ocupación de Grecia (1941-1945) fue de las más brutales que hayan existido en Europa. Aquel periodo se caracterizó por un sinfín de atrocidades. Pueblos y ciudades fueron testigos de aquellas brutalidades. Mousiotitsa (153 hombres, mujeres y niños), Kommeno (317 hombres, mujeres y niños, donde incluso 30 niños de menos de un año fueron asesinados y 38 personas fueron quemadas vivas en su casa), Kondomari (60 asesinados), Kardanos (más de 180), Distomo (214 muertos), y así una larga lista. Más de 460 poblaciones fueron destruidas y más de 130.000 civiles fueron asesinados, además de más de 60.000 judíos que representaban la mayoría de la población judía en Grecia. El sacrificio humano fue enorme. Y la represión estaba encaminada a sostener una enorme explotación y latrocinio. En realidad, el III Reich robó el equivalente en moneda alemana de 475 millones de marcos, que significaría en moneda actual 95.000 millones de euros. Ante esta situación, ¿cómo puede pedírsele a las clases populares, que fueron las que sufrieron en mayor medida la represión, que olviden esta etapa de su vida? (ver Conn Hallinan: “Greece: Memory and Debt”, Znet Magazine, 18.03.15, de donde extraigo la mayoría de datos de este artículo).
Y lo que es importante subrayar es que los responsables de tanta brutalidad, los militares que dirigieron los asesinatos, el expolio y el latrocinio, recibieron sanciones menores en Alemania, muy por debajo de lo que la población griega exigía. El General Hubert Lanz, que dirigió una de las divisiones responsables de tales atropellos, pasó solo tres años en prisión, llegando luego a ser asesor en temas de seguridad del Partido Liberal alemán. La tolerancia, cuando no complicidad, de los gobiernos occidentales (que ayudaron más tarde a las derechas griegas –que anteriormente habían colaborado con el nazismo- a derrotar a las milicias antinazis en lo que se llamó la Guerra Civil) con los dirigentes nazis, es también conocida y recordada. Los gobiernos occidentales, que se presentaban y autodefinían como democráticos, ayudaron, como también pasó en España, a que se mantuvieran las mismas estructuras oligárquicas que han mantenido a Grecia en la pobreza y en la miseria por tantos años. En la Alemania Oriental (bajo ocupación soviética), sin embargo, los militares nazis sufrieron penas mayores. El General Karl von Le Suire (el carnicero de Kalavryta) fue capturado por la Unión Soviética y murió en un campo de concentración en 1954, y el General Friedrich Wilhelm Müller (que ordenó las masacres de Viannos) fue ejecutado por los propios griegos en 1947.
Las supuestas reparaciones del gobierno alemán
El gobierno alemán nunca ha aceptado la demanda del gobierno griego de pagarle 677.000 millones de euros para compensar todos los daños causados en su ocupación devolviendo, además, los recursos –incluyendo el dinero del Banco Central griego- que habían robado las tropas alemanas. Solo en 1960 el gobierno alemán pagó 115 millones de marcos alemanes, una cantidad insignificante a la luz del daño causado. Durante el periodo en que Alemania estaba dividida, la postura del gobierno alemán era la de que no podía hablarse de pago por reparaciones hasta que hubiera de nuevo una Alemania unida. Y cuando la hubo (en 1990), el argumento fue de que ya habían pasado muchos años, y que ya se le habían pagado a Grecia los 115 millones de marcos alemanes. ¿Cómo puede pedírsele al pueblo griego que se olvide de su enorme sacrificio y de los recursos que le robaron?
Ver estas demandas que está haciendo el gobierno Syriza como mera táctica de negociación con el gobierno alemán en la renovación del segundo rescate (aprobado por el gobierno anterior) es trivializar el significado de la ocupación nazi en Alemania y el enorme sufrimiento y pobreza que esta impuso al pueblo griego. El gobierno Syriza es el primer gobierno progresista y de izquierdas, claramente representante de las clases que sufrieron más la represión nazi, y es de justicia que una de las primeras reivindicaciones sea recuperar la memoria histórica de los vencidos y exigir reparaciones. Ver esa reivindicación como mera táctica de negociación con Alemania, como los mayores medios de comunicación españoles lo han presentado, es desconocer la historia de Grecia y de Europa, lo cual, por cierto, es muy común entre tales medios.
La doble moralidad de los países llamados democráticos
Es importante destacar también, además de la enorme insensibilidad del gobierno alemán hacia tal sufrimiento, el contraste entre como se resolvía el gran problema de la deuda pública que el gobierno alemán debía a los aliados después de la II Guerra Mundial, y lo que el gobierno alemán ha intentado imponer al gobierno griego en el pago de su deuda a los bancos alemanes (entre otros) que prestaron dinero a Grecia (para muchos proyectos que, por cierto, les originaron grandes beneficios, sin que beneficiaron en nada o en muy poco a las clases populares griegas). Los aliados en 1953 (en el Tratado de Londres) le perdonaron al Estado alemán el 50% de toda la deuda, condicionando además su pago a la existencia de un crecimiento económico que facilitara tal pago, precisamente la misma petición que está ahora haciendo el gobierno Syriza. El gobierno alemán se ha opuesto duramente a que se tratara a Grecia como se les trató a ellos en su momento. Syriza pedía las mismas condiciones, y fue el gobierno alemán el que dirigió la oposición a que tal propuesta incluso fuera considerada. ¿Cómo se le puede pedir al pueblo griego que no mire al pasado para resolver el futuro? Esta petición tiene dimensiones de cinismo. Las declaraciones del portavoz de la Canciller Merkel de que “Grecia debería concentrarse en temas actuales, mirando el futuro” es de una enorme insensibilidad, preñada de cinismo. La Sra. Merkel ignora u oculta que gran parte de los problemas existentes en Grecia se basan en lo que ocurrió en el pasado.
El nazismo y su influencia en España
La petición de la Sra. Merkel es semejante a la petición de las derechas españolas, hoy dirigidas por el Sr. Rajoy (el gran aliado de la Sra. Merkel), herederas de los que vencieron la mal llamada Guerra Civil (pues fue un golpe de Estado que venció como consecuencia de la ayuda militar del gobierno Nazi alemán e impuso una de las dictaduras más brutales que hayan existido en Europa), pidiendo a las víctimas de aquel genocidio que se olviden del pasado, mirando solo al futuro. Se ha intentado por todos los medios hacerle olvidar al pueblo español que en España hubo un golpe militar dirigido por el Ejército y por el Partido Fascista (junto con la Iglesia) que inició cuarenta años de una enorme represión (España es, después de Camboya uno de los países que tiene un mayor porcentaje de personas asesinadas y desaparecidas por motivos políticos), imponiendo un enorme subdesarrollo económico, social y cultural del país. Y nunca debería olvidarse que la victoria del golpe militar nunca hubiera existido sin la ayuda de la Alemania nazi. El gobierno nazi jugó un papel clave en garantizar la superioridad militar de los golpistas españoles. Y fueron las estructuras de poder dominantes del Estado español las que –como he mostrado en mis escritos- han sido responsables de la enorme pobreza del Estado español, de su carácter eminentemente represivo, con escasa conciencia social, y muy poco redistributivo, altamente corrupto y poco sensible a su plurinacionalidad (ver mi libro El Subdesarrollo Social de España: causas y consecuencias). Aparecieron cambios, sobre todo en su etapa después de la Transición democrática, pero debido al gran desequilibrio que hubo en el periodo de la Transición entre las derechas –que controlaban al Estado y la gran mayoría de los medios- y las izquierdas –que lideraron las fuerzas democráticas- la democracia fue muy limitada. Y como consecuencia, el Estado español continúa teniendo estas mismas características. España y Grecia tienen el mayor número de policías y agentes del orden por cada 10.000 habitantes, y el menor número de adultos trabajando en su Estado del Bienestar, las mayores tasas de fraude fiscal y corrupción, y el gasto público social más bajo.
Otra Europa, otra Alemania, otra Grecia y otra España (y otra Catalunya) son posibles
La situación actual en Europa es el resultado de una alianza entre los establishments financieros, económicos y políticos que gobiernan la vida política, financiera y económica (y mediática) de la Eurozona, frente a las clases populares de tales países, mayores recipientes de las políticas de austeridad y reformas laborales que se están imponiendo a la población sin ningún mandato popular, a costa de un enorme coste humano. Lo que se requiere es una alianza de fuerzas políticas y movimientos sociales que se opongan a tales políticas, para desarrollar otra Europa que cambie la relación centro-periferia que está dañando tanto a las clases populares de la periferia como también del centro.
En este aspecto hay que saludar y aplaudir el apoyo que la izquierda alemana que, en representación de la clase trabajadora alemana (cuyas condiciones se han deteriorado considerablemente con las medidas adoptadas de los gobiernos Schröder y Merkel) han aprobado la petición del gobierno Syriza de que el gobierno alemán pague al gobierno griego las reparaciones debidas a este pueblo. Este signo de solidaridad es el mejor indicador de la posibilidad de establecer alianzas transnacionales, impidiendo y dificultando que el establishment alemán pueda utilizar tópicos casi racistas (como que los pensionistas alemanes están pagando las vacaciones de los trabajadores griegos que, además, son vagos), que reproducen los medios de mayor difusión alemanes. Hay que evitar presentar el conflicto actual como el conflicto entre el pueblo alemán por un lado, y el español y griego por otro. Verlo y presentarlo de esta manera es dificultar enormemente la necesaria alianza para construir otra Europa. El conflicto es entre las minorías financieras, económicas, políticas y mediáticas que dominan y gobiernan la gran mayoría de países de la Eurozona por un lado, y las clases populares de tales países por el otro, que están dañando el bienestar y calidad de vida de todas ellas. El elevado nivel de deterioro del mercado de trabajo alemán es un claro ejemplo de ello. El “éxito exportador alemán”, como bien ha documentado Oskar Lafontaine (que fue en su día Ministro de Finanzas del gobierno Schröder), se basa precisamente en unos salarios que están muy por debajo de lo que deberían, forzando una situación de competitividad entre los países de la Eurozona para que bajen los salarios. Mientras tanto, se le dice al trabajador alemán que el problema se debe al obrero griego que es poco disciplinado en su trabajo. Y así los medios del establishment alemán, con una narrativa incluso racista, como durante el nazismo, ofenden diariamente al obrero griego (y al alemán).
De ahí la urgencia de que se redescubran en los análisis políticos categorías de análisis olvidados desde hace bastante tiempo (como la existencia de clases y de conflicto entre ellas, que existen en cada país) que permitan establecer alianzas transnacionales de las clases populares que impidan que se utilicen narrativas orientadas a dividirlas.

domingo, 15 de marzo de 2015

Denunciará por desobediencia a la ley a todos los Alcaldes que mantienen símbolos franquistas

EL ABOGADO EDUARDO RANZ PREPARA UNA NUEVA REMESA DE DENUNCIAS CONTRA TODOS LOS REGIDORES QUE NO CUMPLEN LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA EN SUS MUNICIPIOS
PREVIAMENTE HABÍA PRESENTADO 37 DENUNCIAS, ENTRE ELLAS A LOS ALCALDES DE CÁCERES Y BADAJOZ, Y AHORA EXTENDERÁ LAS DEMANDAS PENALES AL RESTO DE ALCALDES
SON MUCHAS LAS LOCALIDADES EN EXTREMADURA QUE CONSERVAN MENCIONES ESPECIALES A FRANQUISTAS Y SÍMBOLOS FALANGISTAS, INCLUSO CALLES DEDICADAS A FRANCO Y LA SUBLEVACIÓN MILITAR
Cruz-Caidos-simbolos-falangistas-Hornachos_EDIIMA20150227_0744_13
Una Cruz de los Caídos con símbolos falangistas sigue en pie en Hornachos (Badajoz)
JESÚS CONDE – 07/03/2015
Las leyes están para cumplirlas, toda la ciudadanía está obligada a ello. Bajo esta premisa el abogado Eduardo Ranz prepara una nueva remesa de denuncias contra todos aquellos alcaldes que no cumplen la Ley de Memoria Histórica en sus municipios y mantienen símbolos conmemorativos de la Guerra Civil y el franquismo en las calles de sus municipios.
Ya había presentado denuncias contra 37 alcaldes españoles, en el caso de Extremadura para los regidores de Badajoz y Cáceres, por desobediencia al cumplimiento de una norma que ordena la retirada de símbolos franquistas y falangistas. Esta misma semana elAyuntamiento cacereño ha informado de que solicitará la eliminación de un símbolo falangista colocado en pleno siglo XXI en la fachada de un edificio de propiedad estatal, y que en la actualidad está cedido para uso sindical.
El 14 de abril
La próximas denuncias del letrado Eduardo Ranz serán interpuestas el 14 de abril, coincidiendo con la conmemoración de la II República, contra todos aquellos responsables municipales que no cumplen una ley con siete años de vigencia.
Según ha explicado Eduardo Ranz a este diario, no corresponde a una administración local ponderar si le viene bien o no el cumplimiento eliminar un símbolo alusivo a Franco. Simplemente tienen que acatarla, sin más. Es por ello que presentará denuncias por una falta de desobediencia para los alcaldes.
El abogado recoge en la actualidad con detalle todos los vestigios de la Dictadura por todo el territorio nacional, elaborando informes que previos a la demanda. También recurre a la vía administrativa, suplicándoles que cumplan la norma, y explicándoles el contenido de la misma.
La Ley de Memoria Histórica, vigente desde 2007, establece que las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.
La sombra franquista en Extremadura
Son muchas las localidades que conservan menciones especiales a franquistas y símbolos falangistas en Extremadura, incluso calles dedicadas a Franco y la sublevación militar. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica advierte de que la ley se ha cumplido, pero a medias.
Destaca el caso de Casas de Don Gómez, un pequeño pueblo de Cáceres que conserva en su callejero los nombres de Generalísimo Franco, José Antonio y Travesía José Antonio.
Pero hay muchos más. De hecho la simbología falangista y franquista sigue esparcida sin complejos por toda la geografía extremeña.
En Badajoz ciudad existe un monumento a los caídos, bocetos escultóricos de las estatuas de los evangelistas del Valle de los caídos de Madrid, o la calle Presidente General Carracedo, capitán de la Guardia Civil que durante la guerra y participó en la ‘conspiración golpista’ en la ciudad.
Pero no solo eso, se encuentra por ejemplo las viviendas llamadas Grupo de José Antonio, junto con la Plaza 18 de diciembre, que recuerda una visita de Francisco Franco a la ciudad para presentar el denominado Plan Badajoz.
La Concatedral de Santa María de Mérida conserva en su fachada un homenaje a José Antonio Primo de Rivera; en la Plaza de la Ermita de los Remedios de Hornachos se conserva una cruz con una placa franquista, y con el mensaje “Caídos por Dios y por la patria. ¡Presentes!”.
Mientras, la fachada de la iglesia de la Asunción de Navaconcejo conserva un símbolo falangista con una leyenda encabezada por José Antonio Primo de Rivera; y el Ayuntamiento de Azuaga mantiene la Medalla de Oro de la ciudad al comandante Manuel Gómez Cantos, “de infausto recuerdo por su cruel participación en la represión franquista desde los inicios del régimen”.

Felipe VI, ese hombre

Se emite una moneda con la efigie de Felipe VI en conmemoración de “70 años de paz”


medallas-web
 Benito Sacaluga. Extremadura Progresista, 13-03-2015
Viernes, 13 de Marzo de 2015
Corría 1964 cuando el reconocido franquista Jose Luis Saenz de Heredia dirigió el documental “Franco, ese hombre”, a partir de un guión revisado por Manuel Fraga, ya en 1942, con el nazismo dominando Europa, Saenz de Heredia había dirigido “Raza”, una película cuyo guión fue escrito por el propio Franco bajo el seudónimo de Jaime de Andrade, guión que marcaba los principios a los que se debían acoger los españoles de acuerdo con el ideario nacional-católico del régimen puesto en pie tras la guerra civil.En “Franco ese hombre” el franquismo celebraba los 25 años de “paz” transcurridos desde el final de la Guerra Civil.
Todo ocurría al mismo tiempo que el represor Tribunal de Orden Publico se encontraba en su etapa más activa y hacia menos de un año que Julian Grimau era acusado ante un Consejo de Guerra de crímenes cometidos en la retaguardia durante la Guerra Civil Española, fue ejecutado. En ese mismo año, 1964, mi padre fue detenido en nuestra casa y conducido a los calabozos de la Dirección General de Seguridad, en donde estuvo detenido dos días e interrogado sobre el paradero de su padre, marino de la República, acusado de pertenecer a la masonería y al que consideraban huido. La declaración de mi padre fue extremadamente sencilla, se limitó a exponer que mi abuelo había sido ejecutado en Cartagena por las tropas franquistas el día 29 de abril de 1939. Una llamada telefónica al archivo de la Base Naval de Cartagena permitió que mi padre volviera a su casa. ¿Paz?, no, represión pura y dura y además incontrolada.
De todos es conocido que el partido que nos gobierna actualmente dejó sin presupuesto la denominada Ley de Memoria Histórica, también que sus dirigentes no se cansan de insultar a las victimas republicanas y también que diariamente pregonan la necesidad de cerrar heridas, arremetiendo sin pudor contra las exhumaciones de restos y su dignificación. Al mismo tiempo, las victimas tenemos que soportar la celebración de actos de exaltación del franquismo, de la Falange, de la División Azul… y nos vemos obligados a pasear por calles y plazas cuyos nombres conmemoran a una partida de fascistas asesinos, cuando no son monumentos erigidos en su memoria y que inexplicablemente siguen en pié. Para ellos, para los franquistas si hay memoria y honores. Como diría mi abuela: “¿No quieres caldo?…pues toma, tres tazas”.
Ahora, como remate, se emite una moneda con la efigie de Felipe VI en conmemoración de “70 años de paz” tal y como figura en el anverso de la monedita. Una moneda de 200 euros de valor facial cuya utilidad práctica es a todas luces inexistente, pero cuya emisión obedece a los planes de propaganda monárquica que el Partido Popular necesita poner en marcha a causa de la indudable ilegitimidad y evidente deterioro de la actual monarquía española, una monarquía que nace de leyes promulgadas por aquellos que por la fuerza de las armas abolieron la legitimidad de la República Española, su Constitución y sus Leyes.
¿70 años de paz?…¿Para quién? ¿Acaso para aquellos cuyos restos aún se encuentran en fosas comunes o en las cunetas de nuestras carreteras y caminos? ¿Acaso para sus herederos y familias? ¿Quizás para los que tuvieron que exiliarse abandonado a su seres queridos? ¿ Quizás para los miles y miles de desaparecidos? ¿Acaso es un desafío a la prudencia y paciencia infinita de los familiares de las victimas del franquismo? ¿Cuando se darán cuenta nuestros gobernantes actuales, pasados y los que aspiran a serlo, que no puede haber paz sin verdad, justicia y reparación?…La situación actual y la dichosa moneda solo son compatibles bajo un régimen dictatorial o al amparo de una monarquía absolutista. Dada la función que la actual monarquía ejerce, parece claro que seguimos gobernados por auténticos continuadores de la ideológica franquista, bajo el amparo institucional de un rey que ni siquiera tiene legitimidad dinástica, tal y como no la tuvo nunca su padre; un golpe de estado, cientos de miles de muertos, un dedo dictatorial, dos abdicaciones y la privación de derechos a las mujeres lo certifican.
Ya solo falta que el Gobierno encargue un regio documental sobre la vida de Juan Carlos I y otro sobre la de su hijo, claro que el relativo a su padre debería realizarse en tono de vodevil -comedia frívola, ligera y picante, de argumento basado en la intriga y el equívoco- y el de su hijo, dada la carencia de guión argumental y las expectativas de continuidad en su trono, debería seguir el formato de aquel concurso emitido por TVE el mismo año del estreno de “Franco ese hombre”, titulado “Reina por un día”, tanto en el concurso como en la realidad de Felipe VI, los ganadores eran coronados simbólicamente y acomodados en un trono.